jueves, 30 de noviembre de 2006

Los post-grados ya fueron. Ahora se imponen los post-mortem

Los que creemos en la existencia de una vida posterior a ésta, sabemos que el estudio es la única posibilidad de que allí nos vaya mejor que acá.
Por lo menos en esta existencia, con paciencia, cada quién puede conseguir su porción de la torta. No olvidemos que los que van partiendo van dejando el hueco a los que quedan. En cambio, en la otra vida nadie le deja el hueco a nadie y cada vez son más los que van llegando, gracias a los conflictos en medio oriente, las misiones de paz de E.E.U.U. y el auge de los carritos choripaneros (claro, a menos qeu no sea usted uno de esos incrédulos que creen en la idiotez de una vida después de la próxima vida).
Por lo tanto, conseguir trabajo en la otra vida requiere una competencia impresionante. Considerando que además uno llega al otro lado con la edad con que se murió (científicamente comprobado) no queda tiempo para empezar de cero con el estudio.
En consecuencia, más vale que apliquemos cuanto menos la segunda mitad de nuestra actual vida para prepararnos para la que se nos viene.
Por mi parte, mañana me voy a pegar una vueltita por la "Academia del Siglo". Ayer me volantearon bajo la puerta de casa y vi que tienen unos cursos bárbaros. Encima me otorgan media beca.
El volante decía entre otras cosas:

"Venga a la nueva Academia del Siglo, lo estamos esperando. No se deje engañar por imitadores y educadores sin escrúpulos. Nuestros profesores provienen directamente del más allá, para que al llegar allí, no sienta que pertenece todavía a acá. Nuestro equipo de profesionales no solamente lo prepararán de la mejor forma posible sino que mediante nuestros influyentes contactos además gestionaremos desde ya un puesto acorde a su necesidad y preferencia.
Entregamos certificados. La mejor capacitación de este mundo y el siguiente."

Por ahora nada más. Mañana o pasado les cuento como me fue.

4 comentarios:

Emanuel dijo...

Espero morir joven así soy joven eternamente en mi otra vida. Imaginate que si en la otra vida eterna envejecemos llega un punto en que vamos a tener que morir de viejo o desaparecer (porque nos vamos achicando), dejaría entonces de ser eterna y sería una paradoja.
Me dijeron que en mi otra vida, si me porto bien en esta, voy a estar con todos mis seres queridos. ¿qué pasa si yo quiero a alguien que se porta mal? ¿va a estar también? ¿solo porque yo voy a estar con mis seres queridos? Entonces espero que alguien que se porta bien me quiera y vivo mi primer vida tranquilo mientras tanto. :)

The Bug dijo...

Muy buenas reflexiones, y fijate vos, con solo la charlita previa que me dieron en la Academia ya te las puedo ir contestando.
Lo primero es cierto, si morís joven serás eternamente joven, con todos los problemas y beneficios que eso implica.
Lo que te quisieron decir no es "Vas a estar con todos tus seres queridos" sino "Vas a estar con todos tus seres, quedido". Como verás es un sentido muy diferente al que vos interpretaste.
En realidad vas a estar con todos tus seres, queridos y no queridos, así que es independiente de como te portes aquí. Eso si, las malas compañias alla tambien son eternas, como la juventud.
Bah, o algo así entendi de la introducccíón que me dieron.

The Bug dijo...

Emanuel, ¿ya viste que no era tan difícil ser primero?
Tampoco es ningún mérito, es cierto...

J dijo...

A medida que fue pasando el tiempo, descreí de la santidad del Cielo. Por lo tanto, imaginaba que la peor de las burocracias se encontraba allí.
Imaginaba, también, lo anarquico que puede llegar a ser un tipo vestido de traje rojo con cola, cuernos y un tridente.
Cielo Santo?!

Imaginensé ustedes. Llegás al Cielo, te recibe San Drope: -¿De donde sos?, ¿de Argentina? No, no pá, eso es en ventanilla 4, despues de las 15 hs.
Parece la municipalidad de San Martin!

Bue... te lo agrande por 50ctvs.
Espero que te des otra vuelta por los pagos estatales.
Un abrazo.