viernes, 16 de febrero de 2007

¿Te animás a mantener el boliche abierto por quince días?

La semana entrante me voy de vacaciones.
Con respecto a este blog, las opciones son tres:
  1. Lo cierro por 15 días.
  2. Desde mi lugar de descanso me voy todas las tardes a algún cyber y subo algo, ganándome el odio de mi familia y unas cuantas patadas en los tobillos.
  3. Dejar este blog en manos de algunos de los borrachos que al no tener otra cosa que hacer se acercan por las tardecitas a clavarse unos vinos.

Extrañamente, la que más me tienta es la tercer opción.

Por lo tanto, desde el viernes que viene, dejaré el blog en manos de quienes me inspiren confianza y tengan ganas de arrimarse dos o tres veces por semana a levantar las persianas del negocio.
Veamos, entonces, la cosa sería así:

  • Aquellos interesados en tirar un post acá de vez en cuando dentro de esos 15 días no tiene más que hacérmelo saber en los comentarios de este post.
  • Los interesados deberán esforzarse en mantener el buen gusto, la gracia sin par, el humor inusualmente sano y el exquisito estilo de este blog, pero sobre todo respetar la humildad de quien les escribe.
  • Por lo demás, libertad absoluta de temas, intenciones y frecuencias. Pueden subir un solo post, seis, veintisiete o cuatroscientos setenta y dos.
  • Sí o sí deberán ser usuarios registrados en Blogger, para poder habilitarlos y permitirles subir posts acá.
  • Es honesto aclarar que daré prioridad a aquellos bloggers cuyos trabajos ya me encuentro leyendo (aunque ustedes no lo sepan), pero esto no es excluyente. Aunque creo fervientemente en eso de que es mejor malo conocido.
  • Jamás verán un peso en concepto de honorarios, pero les dejaré la llave de la despensa y la bodega particular de quien les habla.

Bueno, esa es la idea. Así que inspírense y convénzanme (¿está bien escrita esta palabra?) de que son dignos de estar del otro lado del mostrador.
Además, por favor, eviten que me deprima irremediablemente. Es que estoy dando por descontado que al menos alguien va a presentarse.

3 comentarios:

Jorge Mux dijo...

Estimado The Bug: no sé si califico para su propuesta, pero sepa que puede contar conmigo al menos para que a su regreso usted encuentre la bodega vacía.
Felices vacaciones

Luciano dijo...

Yo me ofrecería, pero creo que también me voy. Le aviso, cualquier cosa.

Hernán dijo...

Don The Bug, durante su ausencia "poray" pueda postiar alguna que otra cosilla. No hay nada como cuidarle el boliche al dueño que se va de vacaciones! :)