viernes, 5 de junio de 2009

Cena show

"Uno, dos, tres... probando... probando... ejem... bien... ¡Gracias por asistir a otra de nuestras cenas show!
Como siempre, trataremos que disfruten la comida y se diviertan con el espectáculo, o al menos una de dos.
Mientras degustan el guiso de mondongo que nuestro chef Toni ha preparado para ustedes, nos es muy grato comunicarles que Polenta con Pajaritos, el restorán de su preferencia, ha decidido que el tercer pingüino de tinto de la casa va por nuestra cuenta y cargo.
Y ahora sí, sin más demora, les presentamos a Carlitos Balbuena, ¡el mejor imitador de nuestra zona de influencia!
Él nos deleitará con su rutina única, haciendo desfilar a docenas de famosos ante nuestros ojos gracias a sus inigualables, incomparables e incomparablemente inigualables imitaciones.
¿Y por qué son tan especiales?, ¿eh, por qué?
Porque seamos sinceros, imitar a una persona, sobre todo si es famosa, la imita cualquiera.
¿Quién no te hace una Chiqui Legrand, una Graciela Borges, un Alberto Castillo, un Pancho Ibañez?
No señor: Carlitos Balbuena te imita partes de personas, que es mucho más difícil. Porque imitar una persona completa, aaaaayyyyy, que mieeeeeeedo, que guapo que sos, mirá como imitás a una persona completa.
Porque con un cacho de la voz, un poquito de los modales, una pizca del aplomo, te pintan a una persona de cuerpo entero.
Pero Carlitos está para cosas mayores, señores, y por eso, antes que lo vean actuar en el salón techado del club Deportivo Piedra de Oro, señores, nosotros lo trajimos para ustedes.
Porque no cualquiera te saca el pelo de Joan Collins, te hace a la perfección la oreja de Lisandro de la Torre, los ojos de Verónica Castro o el cutis de Grecia Colmenares.
Y de pronto, como por arte de magia, se transfigura para deslumbrarnos con el arco superciliar izquierdo de Ringo Bonavena, el ombligo de Fidel Pintos o las cejas de la Libertad Lamarque.
Y cuando ya parece que se acabó el show, vemos sin que podamos dar crédito a nuestros ojos la vesícula de Gerardo Sofovich, las tetas de Gladys Florimonte o la cicatriz de la vacuna BCG del hombro derecho de Aito De La Rúa.
Pero no hablemos más... aquí está, ¡con ustedeeeeeeesssssss..."

6 comentarios:

Héctor Gutiérrez dijo...

Clap, clap, clap.

Aplaudo, me siento, pido un Cabernet y espero el espectáculo.

LALE dijo...

Las tetas de Gladys Florimonte...

...disculpe....


....


...perdón, perdón, se me atragantó el guiso de mondongo y tuve que ir al baño.

Por suerte tengo un tintillo pa' atenuar.

licha dijo...

una verdadera lástima, me va a ser imposible costearme hasta allá, para ver semejante espectáculo inigualablemente comparable...uh! creo q me hice bolas...

Amperio dijo...

¿Es verdá que le sale como nadie la imitación de los güevos del compañero Rikimaravilla..? Si es cierto va a su restaurán una delegación chatita. ¿A cuanto tiene la tarjeta?
...
Tamos. Tonce compro dos. Resérveme tres lugares que voy con la Gordacarla.

UAP, chamigo.

unServidor dijo...

¿Es cierto que al final del chou nos regala un poco de cera del oído del famoso que le pidamos?

The Bug dijo...

Héctor, ojo que si usted quiere un cabernet, no va la promo del tinto de la casa.

Lale, está disculpada, pero tenga cuidado con no tener la boca llena cuando se rie.

Licha, ¿usted no conoce la magia de la internet?
Costearse hasta acá le sale gratis.

Amperio, le reservé los tres lugares y el reservado que está atrás de la cocina, antes de llegar a la despensa.

¡unServidor, no sea guaso que todavía hay gente comiendo!