jueves, 25 de septiembre de 2008

¡Otra farsa publicitaria al descubierto!

Ayer entré al baño con la firme intención de afeitarme una barba de cuatro días.
Abrí el botiquín, saqué la espuma, abrí el agua caliente.
Me mojé bien el rostro, desparramé la espuma y volví a abrir la puertita del botiquín para sacar la maquinita de afeitar.
Antes de apoyar el filo sobre la barba, sentí un golpe tan fuerte sobre la nuca que me hizo inclinar la cabeza y provocarme un leve corte en el mentón.
"¡Otra vez la Patu!, ¡la mato!", pensé pensando que era mi hija haciéndome una broma.
Grande fue mi sorpresa cuando me di vuelta y lo encontré a Américo "el Tolo" Gallego, baluarte de la defensa de Newells y River, pero hace treinta años atrás, sentado lo más pancho en el inodoro, con el jogging a la altura de los tobillos, con una revista de crucigramas enrollada, con la que me había pegado.
"Che, pibe," -me dijo- "dos cosas: una, no hay papel; la otra: ¿qué cagada de maquinita me estás usando, me estás?".
Ahí entendí, ¡No estaba usando la Match 3!.
Igual me recalenté.
"Escuchame una cosa, Tolo, me chupa un huevo qué maquinita estoy usando. Vos sabés que yo te aprecio, pero loco, ¿qué hacés en mi baño?".
Otro castañazo sonó al lado de mi oreja.
Me di vuelta y estaba en la ducha, completamente mojado, Batata Clerc con un gorro de baño protegiendo el pelo que le queda. En la maño, mi cepillo de baño, con el que me había asestado un mandoble.
"Escuchame, no me lo tratés así al Tolo que nosotros estamos laburando, ¿entendés?, ¡la-bu-ran-do!".
Iba a retrucar cuando siento una voz desde la pieza que me dijo.
"Y más vale que cambiés de marca de maquinita de afeitar porque si no me voy a ver obligado a ir yo también a buscarle al ñoba".
Lo miré al Tolo con curiosidad por saber quien hablaba. "El Roña Castro... yo que vos no lo hago venir", me explicó.
Clerc me pasó un brazo por los hombros. Sabiendo que estaba en medio de una ducha la situación me provocó un escalofrío.
"Dale, macho, no te hagás rogar y comprate una Match 3", me indicó, "¿o querés que nos transformemos en tu sombra?".
De más está decir que salí corriendo al super de la vuelta, me compré una Match 3, tres cartuchos de repuesto y recién después pegué la vuelta.
Mientras caminaba por la vereda pensaba ¡qué distintas son las cosas en la vida real!
Yo les digo: no se dejan engañar.
Porque en la tele te muestran a Tigger Wood, Roger Federer y a Lio Messi cagándote a pelotazos, te pegan feo pero ¡bueno! son las glorias del primer mundo y no se te meten en tu casa por lo menos, te sacuden por la ventana.
Acá no, te puede aparecer un Luis Chilavert, un Pichi Campana, un Jacinto Leopoldo Luque, un Lático Coggi y ¡encima vaciándote la heladera o invadiendo tu casa!
Los argentinos somos así. Estamos destinados a jugar un pobre papel en el mundo, mientras sigamos inmersos en esta mediocridad general.
Y hablando de "pobre papel", ahora que me acuerdo acabo de salir del super y olvidé comprar papel higiénico, cierto que el Tolo me había avisado que ya no había...

14 comentarios:

Gurisa dijo...

Habría que mostrarle al resto de los argentinos que eso es lo que pasa en la realidad. Yo que vos me voy hasta la Gillette y propongo la idea antes de que te la roben.

Pensar que a nosotras nos engañan con publicidades de depiladoras que no producen dolor. Seeeeee...

Jorge Mux dijo...

Las publicidades desaprensivas se han cobrado una nueva víctima.
Espero que no le hayan dejado secuelas irreversibles.

Tiburina dijo...

Yo como siempre arranco para cualquier lado, básicamente me dieron ganas de cantar una canción de cancha para los millonarios pero no me sé ninguna!

Curupisa dijo...

¡Ay, ahora qué hago! A mí no me alcanza el sueldo para una de esas depiladoras que no causan dolor que dice la Gurisa. Me tuve que conformar con esas Gil-lette como las de mi marido (no había rosadas), pero ahora me da miedo. Así que la maquinita está ahí, en el baño, intacta.
Mirá si todavía se me aparece alguien, y justo antes de que retire esos infames vellos. Y mirá si todavía me quiero ir con el que aparezca.
Añá memby, qué dilema.

Ajenjo dijo...

Y cuando vaya a lavar la ropa le va alcanzar el paquete de jabón Axel y le va a pedir un beso. Yo que usted llevo todo al laverap.

slds
A

The Bug dijo...

Y si, Curupisa, a ustedes les pasa lo mismo.
Es que la chantada no conoce de géneros.

Mux, ¿atestiguaría por mí en un juicio caratulado "Bug contra las publicidades desaprensivas"?

Tiburina, cántese una de Los Piojos, Los Cadillac, Calamaro, Kapanga o los Auténticos Decadentes.
Seguro, seguro que no le erra.

Curupisa, ¡mire que si la deja ahí creo que se les aparecen igual aunque no la toque, eh?

Ajenjo, se me llega a aparecer Axel en el baño y le juro que no me alcanzarán las patas para salir de raje.

Ararat dijo...

La verdad que sos un genio con creatividad sin precedentes.

Gracias por tan buen material.

Abrazo

ƒ

The Bug dijo...

Gracias por sus elogiosos comentarios.
Eso sí, me permito hacer tres observaciones:

1) Sus afirmaciones sobre la creatividad son totalmente infundadas, mal que me pese.

2) Afloje un poco con los elogios. Lo van a confundir con mi vieja.

3) Lo que usted llama buen material y genialidad, mi esposa lo llama "me parece que vos estás demasiado tiempo al pedo".

Curupisa dijo...

Vengo a denunciar otro caso de farsa publicitaria.
Finalmente me decidí y lo hice. Saqué la cosita esa del estuchecito y me puse a esperar. No se imaginan quién apareció...
NA-DIE.
Miré tras la cortina del baño, espié hacia afuera, hasta dejé la puerta abierta. Les juro que me conformaba con que apareciera Wilmar Everton Cardaña, pero ni el loro.
Ahora me voy a dormir.

The Bug dijo...

Mucho cuidado, Curupisa: si te agarran dormida, sobre todo si es Wilmar Everton Cardaña, es mucho peor.

ale dijo...

Yo mandé "vecinita" al 2112, y las historias de la gorda del frente que le de comer pancitos con manteca a los hamsters no me excitó ni un poquito. Las cosas nunca son como dicen ser. ¬¬

unServidor dijo...

Voy a pensar que los avisos mienten...
Es que acaso si por ejemplo me pongo Axe ¿no me lleno de minitas refuertes locas de pasión por mí?

Entonces no sé para qué me baño...

The Bug dijo...

Mucho cuidado, Ale.
El 2112 es un viaje de ida.

unServidor, lo de las minitas sólo se logra si rocía con Axe una valija con un millón de euros.

Carolina dijo...

Quiere que vayamos haciendo una vaquita entre todos para cuando tenga que comprar más repuestos????

Se va a fundir, se va...