miércoles, 24 de septiembre de 2008

Desayunando con Lindsay: ¡Mirá con qué nos desayunamos hoy!

Después de mucho renegar con sus caprichos, logramos que Lindsay vuelva al ruedo.
Los que apostamos por su regreso ya no sabíamos mas que hacer para que siente cabeza un poco, se deje de joder con sus acostumbrados desplantes y remonte su carrera artística.
Afortunadamente, nos enteramos que la gente amiga de Elegancia Cero quería hacer una entrevista a alguien que tuviera una gran trayectoria, impresionantes cualidades artísticas y sea casi un mito en el ambiente artístico.
Afortunadamente, como decíamos, el entrevistado falló a último momento y enterados de ésto le ofrecimos como reemplazo a Lindsay.
Decí que esta buena gente agarró viaje. Su corresponsal, Sabrina, terminó entrevistando a Lindsay. Un sol, Sabrina.
En un esfuerzo de producción inaudito, esta entrevista sale en forma simultánea aquí y en Elegancia Cero, para beneplácito de los lectores, que de esta forma pueden leerlo en estéreo.

El Profe, desde su Propiedad Privada, se colgó la pesada mochila de documentar el evento -al mejor estilo de los juicios orales yankees- y nos dejó una ilustración digna de ser enmarcada (probablemente eso hagamos). ¡Millones de gracias, Profe!

¡Corre cinta!

Sabrina y Lindsay Gutierrez en plena entrevista. La diva firma un autográfo para su sobrino presente mientras la reportera saborea un sabroso Café Torales, auspiciante del encuentro (imagen cortesía de El Profe)

Sabrina -Lindsay, cara, me gustaría que me cuente ¿cómo fue su lanzamiento en la revista de Miami allá por... quello anno que usted sabe. Me refiero al comienzo, no cuando la lanzaron a la calle... Corrientes, bueno la Corrientes de allá? ¿Eeeeh?
Lindsay -Bueno, antes que nada, hola, como estás, como te va. De donde yo vengo se saluda, ¿vistes?. Ahora sí, te cuento. Ay, qué mona que estás, sos divina. Bueno, yendo al punto: me preguntás por mis inicios en Miami. Bien, en realidad, como sabrás, yo llegué a Miami siendo una artista ya consagrada, así que no se si es correcto hablar de un "principio". Preguntale a cualquier crítico de allá, vas a ver, cualquiera que me conozca, o sea todos, jajaja, te va a poder confirmar que como artista yo no nunca tuve principios.
¿La Corrientes de allá?¿Te referís a Connecticut?
No, la verdad es que ahí nunca estuve.

Sabrina -Bene, hmmm usaría los zapatos que usó la famosa, la inigualable Celia Cruz que non tienen tacono? Che ropa preferisci usare? Descríbimi il suo guardarropas de tutto il giorno, dele.
Lindsay -Bueno, linda, eso de inigualable, jejeje, bueno, si, supongo que si. Cada uno tiene lo suyo.
Pero te explico: la negra, como le decíamos los íntimos, usaba esos zapatos sin tacos por un problema de estabilidad, para que no se le caiga toda la fruta que se ponía sobre la cabeza. Y si se le caía en medio de un recital, ponele un mango, un ananá, un par de bananas, con el taco por ahí los pisaba y es jodido eso de mover las caderas con un brochette frutal por zapato.
A mi no, a mi dejame con los tacos altos. Bien altos. No es por exagerar, pero hubo una época en que los usaba tan altos que me tenía que dejar las uñas del pie bien largas para hacer base con la punta.
Y te confieso, yendo a la otra pregunta, que mi guardarropas diario es bien sencillito: traje al cuerpo de lentejuelas, aros bien cargados y medias de red. Eso sí, si tengo que salir, me pongo algo menos de entrecasa.

Sabrina -Cuéntese una anécdota de su época moza (nel bar?) per favore que incluya le parole: LENTEJUELA, PLUMAS, MAQUILLAJE, CAÑA DE PESCAR.
Lindsay -Tengo una anécdota muy entretenida, de un verano que pasé con el divino de Cary Grant. Ya estaba viejo y a mi me habían contratado para cuidarlo. Ya estaba en silla de ruedas, pobre.
Era un viejo caradura, pero muy entretenido.
La cuestión es que un día me dijo una guarangada que rebalsó el vaso.
¿Y sabés que hice yo?
De la calentura que tenía, le pegué un saque de Lexotanil, aproveché que no se podía defender, lo vestí de lentejuelas, lo maquillé, le puse una boa de plumas y lo largué con su silla de ruedas por esas callecitas de allá, en bajada, después subida, hop, saltito con la silla y después bajada, como se ve en las series de policías.
Lo que pasó con la caña de pescar no te lo puedo contar porque aún estoy en litigio con sus familiares.

Sabrina -Madonna santa!¿Comme le gusta que se vista el hombre que está al suo lado? Quando viaja en colectivo per esempio.
Lindsay -El hombre que está a mi lado, jajaja, que buen sentido del humor, me se saltan las lágrimas de la risa, prestame el pañuelito para secarme así no se me corre el rimmel.
¡Todos saben que los hombres no están a mi lado, sino atrás mío!
Jajaja, preciosa, linda, parecés una muñequita, que fino sarcasmo el tuyo, eh.
Bromas aparte... ¿qué es un colectivo?

Sabrina -Por último Lindsay qué consejino le daría a un/a adolescente que la está leyendo con respecto a su ropa interior ya que de eso se trata mi columna en Ele 0
Lindsay -En principio, le diría que siga sus instintos, que tiene que tener en cuenta que si ya se está viendo su ropa interior no se preocupe, que va por buen camino. O tal vez pueda ser que la atropelló uno de esos camiones grandes con asientos que llevan gente adentro y no sé como se llaman.
Pero en ese caso tampoco importa mucho, ¿no?.
Lo que si le diría, en base a mi experiencia personal, es que la arpillera es buena para un estilo rústico, aunque no debe extralimitarse su uso más allá de un bolso o cartera.

Sabrina -Gracias por acceder a este brevissimo reportaggio Lindsay pero devuélvame mi pañuelo.
Lindsay -¿Ya está?, ¿cortaron?, ¿en que canal sale esto?, va en horario central, ¿no es cierto?
¿Elegancia cero me dijo que se llamaba el programa, no?
Mirá, chirusita, el pañuelo me lo quedo, no quiero que después salgas a vender el pañuelo a un coleccionista o admirador y te llenes de plata sólo porque lo mojé con mis lágrimas.

Sabrina -Quello pañuelo, ma cosa dice ? è il mio , porca miseria mi pañuelo, vieja.
Lindsay -¿Vieja?, ¿vieja yo?, ¡ja!, ¡minga que me vas a hacer llorar de nuevo para vender mas caro ese pañuelo de mierda!

En este punto la entrevista trocó a su fin.

Acercándonos a Sabrina para darle nuestro agradecimiento y consultada sobre su impresión sobre la entrevista, obtuvimos la siguiente declaración: "Al pañuelo no me lo devolvió más, ¡ma che emozione!"

13 comentarios:

El Profe dijo...

XD Me las imaginé hablando y todo¡CLAP! ¡CLAP! ¡CLAP! ¡CLAP! ¡Excepcional!
¡Felicitancias a los dos!

Tiburina dijo...

Mientras imaginaba que estaba comiéndome una de esas ricas medialunas me entretuve releyendo la entrevista, no se puede creer tanta gracia y tanto ingenio en una sola persona!.

Sabrina dijo...

Bug caro, hai fato una bella introduzione al reportaggio. Ti ringrazio di nuovo. Dopo parliamo de la comizione. ;)

The Bug dijo...

Profe, las felicitaciones, a vos.

Tibu, ¿cómo una sola persona?
¡Si fueron Sabrina, el Profe y Lindsay!
¡Tres personas, tres entidades, tres CIUL, tres CBU, tres chiflados!

Sabrina, nuestro agradecimiento es para vos.
Y la comisión es para mi.
Besos.

Flocke dijo...

jajjaaa buenisimo!
si,si lo leí en estero... se escuchaba bárbaro!

Esposa de Bug dijo...

Para redimirme por haberte pedido que hagas algo que te acomplejaba tanto te voy a encargar que lleves a Aarón al veterinario. Él sí que va con la imagen masculina.

Vachi dijo...

Mierda, por qué no logro entender del todo qué es todo esto? Debería remitirme a los primeros posts sobre esta temática? Me da cierta pereza... ¿me cuenta?

The Bug dijo...

Ah, no, Vachi, si le cuento Lindsay se enoja.
Mejor lea la serie, aunque con la primera o segunda le basta.

Vachi dijo...

EStá bien, está bien... ufa. Bueno, mientras se aleja de las malas costumbres y se pone sobrio, leeré lo que me manda.
Byes:)

Vachi dijo...

Mhhh... ya está. Los leí todos. Y estoy pero que cuando empecé. O sea... todo esto sucede en 3 dimensiones o es un producto de su imaginación? (Con esto no quiero decir que usted imagine en un sólo plano... pero ud. me entiende) Mire que estoy a punto de preguntárselo a google... juaa.
:)
´Me muero de intriga, respóndame de verdad...

Vachi dijo...

"peor que cuando empecé"
(fe de errata)

The Bug dijo...

¿Qué es lo que no entiende, Vachi?
A ver: hay una ex-vedette argentina, radicada muchos años en Miami que regresó al país luego de sus años de gloria (por favor que ella no lea esto o me mata) y aceptó trabajar para nosotros en el restaurante.
Cómo no se ve para retornar a las tablas, arreglamos que paute entrevistas a diferentes personalidades del medio.
Para ella es el retorno al espectáculo y para nosotros una posibilidad de publicidad.
El resto, se lee en los reportajes.
No se a que se refiere con la tridimensionalidad y esas cosas, para mi es lo más racional del mundo.
¿O me va a decir que existen blogs que no tengan ex-vedettes reporteando gente como medio de subsistencia?

Vachi dijo...

Ok, es todo real entonces... Usted verdaderamente tiene un restaurante, de carne y hueso...
bueno, me dignaré a creer todo esto entonces.
Gracias!!!:)