miércoles, 29 de agosto de 2007

Telemarketing electoral

Pasaron varias elecciones desde la última vez que había recibido una llamada pregrabada y automática de un candidato solicitando mis favores votativos (bueno, en realidad, la vez anterior no fue automática ya que incluso oí el ruidito del botón del play y el ajetreo de alguien sosteniendo el micrófono delante de un parlante).
Ahora la tecnología permite nuevas alternativas y caminos de interacción.
Les transcribo la llamada pregrabada lo más fielmente posible.

Buenas, noches. Perdone que entretenga su atención un segundo. Soy uno de los candidato a intendente de su ciudad. Tengo para usted la mejor propuesta.
He pensado mucho en como puedo ayudarle y sé que tengo la alternativa ideal.
Y como sé que sus expectativas pueden no ser iguales que las de su vecino o familiares, necesito que... si es hombre, presione 1, si es mujer presione 2, más opciones, marque 9... (beep: 1)
Si es menor de 30 años, marque 1, si tiene entre 30 y 50 años, marque 2, si tiene más de 59 años, disque 3... (beep: 2)
Si maneja usted mejor la diestra, presione 1, si maneja mejor la izquierda, marque 1, pero con la otra mano... (beep: 1, pero con la izquierda)
Si cree en extraterrestres, marque el 1, si cree en Mariano Closs, disque 2, si ya no cree en nada, presione 3... (...) ... el 3 es el que está entre a la derecha del 2 y arriba del 6... (beep: 3)
Como le decía, tengo una solución que lO va a dejar sorprendidO. Sabemos que usted NO CREE EN NADA, y que a su MEDIANA edad es muy excepticO.
Sin embargo vóteme, seré para usted como una segunda mano IZQUIERDA.
Gracias, recuérdeme usted a la hora de elegir la boleta, yo lO conozco y lO tengo siempre presente.

La verdad es que sí, parecía conocerme al detalle.
Sinceramente lo hubiera votado, si no fuera porque me molesta que me llamen a las tres de la mañana y si al menos junto con todas sus promesas hubiera dejado grabado su nombre.

9 comentarios:

Jorge Mux dijo...

¿Quién era? ¿Masaccessi el que hizo un spot publicitario en el que aparecía él mismo diciendo "vote por quien vote, yo confío en usted"? ¡Qué grande, Masa! ¡Él confió en nosotros para que no lo votemos y eso fue justamente lo que hicimos!

Bug, en su ciudad los candidatos están turulecos. Aquí nos regalan asaditos, frazadas o banderas de Argentina con sus flameantes caras impresas, pero todavía no gastan dinero llamándonos. Eso sí, a veces tocan timbre y tratan de convencernos personalmente.

Weltklang dijo...

Con una posta telefonica así van a atender los reclamos de los vecinos si el anonimo llega a hacerse con el poder.
Que pena, se olvidó de dejar el nombre, así por lo menos, uno sabe por quien no votar.

slds
W

Carolina dijo...

Juajauajaa!!

Quiero que me llamen, quiero que me llamen!!!!!!!

The Bug dijo...

Mux, la turulequencia de nuestros políticos es dignamente federal. No creo que ningún distrito se prive de ellos aunque bien quisiera.

Weltklang, tenga en cuenta que saber a quien no votar es fácil, hagan o no la llamada.

Carolina, creame que no quiere, en realidad NO QUIERE QUE LA LLAMEN.

Flor dijo...

Te voy a dedicar pronto una niña de perfil. Sólo porque la pediste.

Con respecto a este tipo de llamadas, hace poco recibimos una parecida.. solamente que no tenia muchas opciones...y nos trataba de "querido vecino de la seccional 14".

The Bug dijo...

Gracias Flor!
Espero ansioso.

Jorge Mux dijo...

¿¿¿¿Vieron el spot de Sobisch???? ¿Lo pasan en toda la Argentina? ¿Puede ser verdad que un tipo salga al aire diciendo lo que dice? ¿Lo vieron? No se lo pierdan. "Me preparé toda la vida para gobernar", "No quiero el poder para vengarme", "gobierno para la derecha, para la izquierda, para el centro, para Florencia, para Carlos, para José... ".

eli dijo...

Mux, ¿en serio Sobisch dice eso? ¿Y no le da risa ni asco decirlo? Mirá que hay que ser político de raza para tanto descaro.
Bug, el método del llamado me recuerda al generador de sectas de este sitio:
http://pepixlabs.net/humanidades/sector

The Bug dijo...

Eli, ¡tenés razón!
Y bueno, sectas, políticos... debería haberlo imaginado.
Así empezaron los masones.