miércoles, 1 de agosto de 2007

Promoción hasta agotar stock: sesiones de chorimancia

Cómo últimamente estoy bastante al cuete en el trabajo, recorté un cupón de unos cursos de capacitación profesional que encontré leyendo una Patoruzito de Oro -en mi horario laboral- y decidí inscribirme.
Entre todas las opciones disponibles, opté por un curso de chorimancia, es decir, el arte de la adivinación del futuro a partir de las figuras que se forman cuando al comer un choripán chorrea la grasita. Lo de adivinar el futuro es algo que se necesita aclarar ya que la adivinación del pasado es algo que se hace en otras disciplinas y no quiero que empiecen a enviarme consultas para que les diga cuando y donde perdieron el celular o si puedo averiguar en que parte de la casa escondió sus ahorros en euros la tía recientemente difunta.
Después de recibir el kit correspondiente de aprendizaje y tragarme todos los instructivos, manuales y choripanes, estoy en condiciones de poner en práctica mis conocimientos.
Eso sí, no soy como esos adivinos truchos que te piden hacer la carta astral, te preguntan cosas medio estúpidas como fecha de nacimiento y esas cosas como si un adivino no pudiera averiguarlas solo. No señor.
Así que tengo una oferta para hacerles: a los primeros diez -o cinco, no sé, no me animo a presumir que habrá tantos comentarios- que me lo pidan a través de los comentarios les adivino el futuro gratis para los próximos quince días . Lo único que tienen que decirme -porque soy chorimante, no Dios- es: actividad a la que se dedican, edad aproximada y un dato indeterminado (el más irrelevante sobre ustedes que se les ocurra) que me servirá como inspiración para descifrar vuestro destino.
Obviamente la adivinación será según método simple ya que la chorimancia con provenzal o ají quitucho todavía no se me da bien, aparte que ese es otro precio.
La apuesta tiene un costado interesante: exactamente en quince días deberán volver a comentar para que den su testimonio de la veracidad de mis premoniciones para que todos los lectores se enteren de mi extraordinaria capacidad extrasensorial y así, de una vez por todas, pueda empezar a vivir de esto (actividad que podría desarrollar muy bien dentro de mi horario laboral).

10 comentarios:

Carolina dijo...

Yo quiero!!! Yo quiero!!!
Me dedico al secretariado, tengo unos 25 a 27 años por esta zona y las muelas de juicio (perdón, tercer molar) me salieron a los 16 años, posta!

Baterflai dijo...

Aguardo ansiosamente mi chorimancia!!!
Soy productora radiofónica, soy treintagenaria y una vez me intoxiqué con un conogol!

gabrielaa. dijo...

yo también! yo también!
soy traductora de casi 48 años, y viven en mi casa demasiados gatos

ElTeta dijo...

Diseñador gráfico, treinta (desde hace años), pié plano.

Admiro este blog, pero me da impresión la polenta.

Aldana dijo...

¿En qué formato le queda bien que le mande la foto de la mancha que dejó el choripán en la hoja de rolisec?

The Bug dijo...

Aldana, te equivocás: el choripán me lo tengo que comer yo.

Jorge Mux dijo...

qué emoción...
No me daba para ir a ver personalmente a un chorimante (prejuicios, etc.), pero ahora que el servicio está en internet no puedo negarme.

Profesor de filosofía y disc jockey, 33 años, narigón.

Aldana dijo...

Bueno entonces mándese uno con mostaza y mayonesa para adivinar el futuro de una técnica electicista ocupada en atender a clientes de telefonía y fanática de los duraznos en almíbar.

maría dijo...

Buenos días don Bug, quisiera participar en el chori-horóscopo, mi nombre es María y acabo de quemarme la lengua con mate.
salud!

María dijo...

aah, tengo 20 años y estudio letras.. gracias!