lunes, 17 de agosto de 2009

Pequeña y verídica anécdota familiar o Cómo sentir espontáneamente el deseo de acogotar a la hija

El fin de semana del día del niño, Paula había salido con una amiga y teníamos que pasarla a buscar por un shopping.
Si bien ella no quería regalo del día del niño, con mi esposa insistimos en regalarle algo, secretamente pensando, al menos en mi caso, que sería el último año en hacerlo ya que sólo con esfuerzo puede ser considerada todavía una niña. Nos pidió que le regaláramos uno de dos posibles compacts de uno de sus grupos preferidos: Gorillaz.
Días antes, en un par de lugares quisimos ver si conseguíamos uno de ellos y no hubo caso, no los tenían.
Aprovechando que teníamos que pasar por el shopping y habiendo en él un Musimundo, se me ocurrió ir un rato antes y buscarlos.
Revisamos la sección de la G y nada. Revolvimos una y otra vez, de arriba a abajo, de lado a lado y de atrás a adelante, confundidos y enojados por no encontrar una cuarta dimensión para seguir buscando.
Una vez completado el rastreo con movimientos de pinzas sobre la sección G, fuimos ampliando la búsqueda hacia E, F, H e I, sus áreas vecinas. Nada.
A partir de ahí arrancó la búsqueda en modo random, buceando al azar por las demás letras, números romanos y símbolos cuneiformes.
Media hora después decidí ir a consultar al mostrador, para que se fijaran si los tenían en stock. ¿Por qué no hice esto antes? Simple: revolver los compacts tiene su encanto.
En eso estaba cuando mi esposa me llama y me dice que en la L, atrás de una fila, encontró los dos compacts que mi hija quería.
Siendo que tanto nos costó encontrarlos y que probablemente eran los dos últimos ejemplares disponibles en todo el universo, decidimos regalarle ambos.
Cuando pasamos a buscar a Patu, nos recordó espontánea, natural y ladinamente que en el shopping había un Musimundo. Luego de un fugaz intercambio de miradas con su madre, le dimos los compacts en ese mismo momento porque evidentemente estaba muy ansiosa por tenerlos.
-Agradecé que tu madre revolvió por todos lados; nos costó mucho encontrarlos- le comenté.
Mi hija respondió:
-No importa, porque yo pasé hace un rato por Musimundo y los busqué. Cómo solamente encontré uno de cada uno, para que no los vendan, los escondí atrás de todo en la L.

17 comentarios:

Jorge Mux dijo...

Usted querrá matar a su hija, pero con esta anécdota está mostrando que hay algo que anda muy bien en esa familia.
La anécdota es uno de los mejores ejemplos de empatía inconsciente que he leído.

elcuervodePoe dijo...

Buenísimo.

elcuervodePoe dijo...

Buenísimo.

licha dijo...

yo tambien he escondido cosas para q cuando vuelva todavia esten ahi....
solo q el 10% de las veces verdaderamente volvía por ellas!!
jaujuajua!!!


interesántisimo el detalle de q ella escondió AMBOS cd´s, una grosa patu, mis saludos hacia ella!!!

licha dijo...

saludos "hacia" ella

"a" ella debi haber puesto..

MariaCe dijo...

Pues sí, Mux tiene razón. Esa familia funciona como un grupo de espías entrenadísimos!

Feliz último día del niño para la Patu :D

Renegado dijo...

Yo he hecho lo mismo en varias oportunidades, solo que en la mayoría de ellas me olvidaba el lugar donde había escondido los compacts y me iba sin nada.

La Rubia dijo...

Esta chica me cae cada vez mejor.

Patu dijo...

gracias, gracias a todos.

Después me pregunto como me sube el autoestima como si fuera colesterol.

Por cierto, no me di cuenta que era la sección L porque delante estaban los cds de GreenDay.

GGGGGreenday....

Brillantina dijo...

Genial. Sin ningún desperdicio.
¡Me encantan!
Besos de frutilla (pero frutilla mal)

Carolina dijo...

Imaginate cuando sean viejitos y la Patu les esconda las pastillitas!!!! Ya me estoy riendo, mirá...

LALE dijo...

JAJAJAJAJA lo de las pastillitas!

Abrujandra dijo...

Tengo dos para acogotar, genial...como siempre.
Vuelo rasante el mío para dejarle saludos y cariños, éxitos y demás yerbas con buena onda.

monoarania dijo...

jajaja tuve que contar la anécdota en público, me encantó.

Patu: por decirlo en público maridodemonoarania se acordó que él tiene un cd de Gorillaz y me lo hizo escuchar...Con vos todo más que bien, (de hecho sos una genia nena!, sabelo), pero...¿no podías ser fan de Divididos?

'ta lueeegoo

Podeti dijo...

Tu hija es sencillamente genial

Patu dijo...

ay, que grosos que son...

Ah, monoarania, en realidad escucho de todo un poco...

Me gusta Divididos, Los redonditos de ricota, Blur, Green Day, avril Lavigne, Eminem, etc...

Alex dijo...

bueh! ya te está avisando lo que quiere para el día de la primavera!!

se me ocurre que mi hija va a ser así...