lunes, 21 de abril de 2008

Una de mi hija

Les cuento una anécdota de mi hija de hace un buen tiempo, de cuando tendría unos tres o cuatro años.
Nos acordamos el viernes de esta charla y me pareció lindo guardarla acá, para no volver a olvidarla.
Es del tipo de lo podríamos encontrar en "Así es la vida", en Selecciones de Reader´s Digest. En ese estilo se las narro, sin diferir en nada de la realidad.

Estábamos en la cama con mi esposa intentando explicar a nuestra pequeña hija -que había venido "de visita" a nuestro dormitorio- el concepto de lo que significaba conformar una familia.
Mi esposa y yo estábamos sentados contra el respaldo de la cama y mi hija sentada en canastita entre nuestras piernas.
En un momento de la charla, le pido su atención y la señalo a ella, a mi esposa y a mí para luego preguntarle:
-Por ejemplo, nosotros tres, juntos, ¿qué somos?
Ella nos miró alternativamente un par de veces y dubitativamente contestó:
-No sé, ¿un triángulo?

6 comentarios:

Apalabrada dijo...

Me dijo que la niña lee mucho así que no tiene tiempo para telenovelas.
Por lo tanto deduzco que el suyo fue un comentario muy geométrico.

Ahora, me voy a comentar allá abajo.

unServidor dijo...

jajajajajaja.
Qué edad tan pura y maravillosa.
Qué bueno poder "repasarla" cuando somos padres.
Ni hablar lo que debe ser la abuelitud.
(Ojo, para esto no hay apuro, eh...)

Mar dijo...

jaja, que tierna. No veo la hora de que el mío empiece a hablar, presiento que me voy a divertir mucho!

May dijo...

A mí me re suena a 'Palabras Mayores' de la Viva...

Manuelita dijo...

Jajajajaj digna de reverencia...y complejo de electra a flor de piel.

La Patu dijo...

Gracias, gracias, no firmo autografos...