martes, 1 de abril de 2008

¡Ampliaremos!

Seguimos acá, instalados en plena ruta 34, a metros del lugar donde las agrupaciones de productores mantienen uno de los piquetes desde hace más de quince días.
Por lo que pudimos corroborar, hay un malestar general porque un grupo de camioneros, en señal de protesta al piquete del campo, instaló un piquete a escasos quinientos metros de éste. La gente está realmente enfurecida, ya que se sienten estafados. Señor, señor, ¿qué es lo que sucede en estos momentos?
"Bueno, lo que pasa es simple. Acá nosotros estamos desde hace más de quice días y viene esta gente y nos corta la ruta quinientos metros más adelante. ¿Y qué hacemos nosotros ahora?, ¿para qué sirve hacer un piquete si no nos dejan pasar a nadie para que los cortemos nosotros?. Por lo menos, que se yo, que dejen pasar uno de cada dos y vamos mita y mita, pero así, no hay derecho."
Pero, ¿no pueden cortar a los que vienen desde el otro lado?
"Y tampoco, porque allá, pasando la curva, pusieron un piquete los empleados de las tres estaciones de servicio que hay en este tramo de la ruta, porque dicen que con tanto piquete no pueden expender con normalidad. Nosotros tratamos de darles una manito comprando algunos litros de nafta para encender las cubiertas, pero ellos insisten en que despejemos la ruta. Pero no obstante seguiremos con nuestra lucha."
¿Y que van a hacer al respecto?, ¿de qué les sirve un piquete en estas condiciones?
"Bueno, estamos reunidos acá para tratar ese tema. Lo que estamos organizando es traer gente a campo traviesa para que podamos cortarles el tránsito acá, evitando los otros dos piquetes. Gente que apoya el campo, que quiere que le corte el paso el campo, no los otros."
¿Y ustedes piensan que los otros piquetes van a permitir que ustedes traigan gente a través de los sembrados?
"Y sí, a ellos les conviene, porque cuando nosotros abrimos el piquete para permitir pasar algunos autos, seguro que caen en los piquetes de ellos. Eso es lo que le falta al argentino promedio: pensar más en el piquete vecino que en piquete propio."
Bueno, muchas gracias, no lo molestamos más.
Así está el panorama, no sé cómo lo viven ustedes desde el estudio pero la situación acá es candente.
Muchos están organizando contrapiquetes, intentando cortar el tránsito algunos metros más allá de las otras agrupaciones.
Esto ocasiona un extraño tráfico de piquetes que recorren las rutas, un piquete pasando a otro y luego el otro pasando a éste, en una carrera desenfrenada y acelerada por ver quien pone el piquete un par de metros antes que los demás.
Esto hace que los piquetes se vayan alejando cada vez más de su punto de partida original y en pocos días se calcula que tendremos piquetes en el Chaco protestando por los deshielos de los glaciares patagónicos y tal vez hasta Río Negro lleguen los piquetes que protestan por la deforestación del monte chaqueño.
La situación no sólo es tensa sino peligrosa y descontrolada.
De hecho, vamos a ponernos en contacto con otro de nuestros móviles, que reporta un choque frontal de piquetes en plena ruta 2...

7 comentarios:

un servidor dijo...

Pri! (perdón, Podeti no deja)...

Si las demoras son de nosotros y las carguitas son ajenas ¿por qué a los camioneros nos molesta ser piqueteados? Esto con el FFCC no pasaba! (ni tenía poder Moyano...)

Un abrazo de un piquetero del puente a Uruguay.

The Bug dijo...

Le retribuiría el abrazo, si el piquete de por medio no lo impidiera.
¿Acepta un SMS?

Apalabrada dijo...

Tiene razón, era una ruta de ida no más.
Así no se puede piquetear tranquilo, como Dios manda.

Jorge Mux dijo...

Contrafuego de piquetes.
¿Cómo no se le había ocurrido a nadie todavía?
Bug, usted es un revolucionario.

Jorge Mux dijo...

Ah, el texto está muy bueno.

The Bug dijo...

Vamos, Apa, ¿en qué parte de la Biblia dice que Dios ha regulado la forma de transitar por las rutas?

Jorge, es lo mismo que dice mi vieja, que siempre estoy pasado de revoluciones.

zippo dijo...

Don Bug, se le nota que anoche soñò con piquetes y contrapiquetes y que ud los saltaba.Es pesadillesco, jajaja.