miércoles, 3 de febrero de 2010

Agua

Por lo menos vuelvo al blog bien limpito: me pude dar un baño laaaaaarguísimo.
Es que estuvimos en casa más de una semana sin agua.
¿Fueron dos semanas? Creo que perdí la cuenta.
Todo el barrio está a régimen de goteo.
Un motivo más para pensar que la gente es verdaderamente hija de puta.
Porque la falta de agua, además de que el servicio en la zona donde vivo es malísimo y tengo que poner sal en las canillas para que le suba un poquito la presión, se debe en cierta medida a que muchos vecinos han instalado bombas chupadoras que extraen ilegalmente agua de la red pública, robándose los últimos mendrugos acuosas que andan por ahí. La solidaridad de las pirañas.
Por suerte, en casa hay un viejo bombeador que extrae agua de una napa profunda de agua de buenas características que me permite afrontar la sequía, siempre y cuando no pase lo que pasó dos semanas atrás: se quemó el motor.
Recién ayer terminé de repararlo, con la ayuda de mi esposa que se encargó de llevarlo a un tornero para que mecanice la tapa y se pueda reemplazar un buje (del que no hay repuesto) por un rodamiento y que además le saque unos mílimetros al eje del rotor y cómo no reemplazar un espárrago de sujeción que se había roto por una varilla roscada.
O sea, en realidad yo la ayudé a ella, porque no me plancha ni me cocina pero me arregla los motores y las cosas de electricidad de casa que da gusto ver como se queman las lamparitas.
Y doy gracias a que existe ese bendito bombeador, porque si dependiera de Aguas Provinciales de Santa Fé, no lleno un vaso de agua porque cuando cae la segunda gota ya se evaporó la primera.
Y no han sido pocos los días que sobre la falta de agua hubo corte de luz.
Pero ya está.
Ahora ya puedo volver a escribir, con las patas metidas en una palangana de agua helada, que es la única forma que conozco de alcanzar la inspiración.
Los dejo con un tema alusivo que me gusta mucho, usado como tema de una animación que no se quien hizo pero están los nombres por ahí, al final.
Nos vemos luego.


PD: Ah! Luego contesto comentarios, luego escribo algo menos personal, luego, luego, luego.

7 comentarios:

Carolina dijo...

Qué ironía mi estimado... a mí se me llueve la casa. Si quiere le mando por encomienda unos litros de agua cuando necesite.

The Bug dijo...

Pero... Carolina, ¡justo ahora que arreglamos el motor me lo ofrece!

Elizabeth Auster dijo...

Vecinos que se acaparan el agua de todos para regar veredas y manguerear autos durante 30' diarios... no me dé cuerda, que me sube la presión como a sus canillas saladas.
Feliz chapoteo.

LALE dijo...

Yo no sé si son los 45° de sensación térmica que estamos viviendo en el país de acá, la falta de aguar o los cortes de luz, pero hoy las letritas de su restaurant me están resultando irritantemente pequeñas.

O es que ud. se ha dedicado a hablar bajito, y me cuesta escucharlo.

Con agua se soluciona, es lo único que sé.

The Bug dijo...

Lale, dos opciones: cambiar la resolución del monitor o esforzar la vista.
La solución real, aumentar el tamaño de la letra, no lo puedo hacer por más que quiera porque la plantilla del blog está rota y cada vez que la intento cambiar me da un error.
¿Existen los plomeros de blogs?

Eli, la próxima vez que nos veamos lloramos juntos.
Y de paso con las lágrimas juntamos agua.

Jorge Mux dijo...

En Bahía Blanca tenemos un problemita similar con el agua. El dique que durante décadas nos proveyó, ahora se está secando. Desde siempre se viene advirtiendo que hay que hacer algo, que el dique no puede ser la única alternativa, pero viste cómo son los gobernantes.
"Ahorrá agua" es la consigna ahora. La ironía es que las empresas del polo petroquímico se llevan el veintiséis por ciento del agua, con lo cual, aun si ahorráramos el cien por ciento, la cota del dique seguiría disminuyendo a lo loco. Otro detalle: la mayoría de nosotros tiene ahorro forzoso del cien por ciento, porque no tenemos agua. ¡Y en la boleta, el agua nos llegó a todos con aumento!

nathaly - casas en venta dijo...

jeje bueno se ve que esta bien limpito el blog eso si y organizado tambien.