viernes, 11 de diciembre de 2009

Ensalada rusa de cosas que me pasaron casi ayer

A falta de ideas originales, este será un post tipo reality, con cosas que me pasaron últimamente.
Los invito a hacer zapping en mi vida.

En la YPF
Paro a cargar nafta en una estación de servicio.
La chica que atendía la expendedora me pregunta mientras saco la tapa del depósito de combustible:
-¿Fangio?
Y yo le respondo:
-No, Martínez.
Al subir al auto mi esposa me hace un comentario ingenioso:
-Que pelotudo...

Homónimo y manzanita
Este debe ser un caso curioso: en la obra que estamos presentando, somos dos los actores que nos llamamos Fernando Martínez.
¿No es un dato muy curioso?
En los programas figura el nombre una sola vez, para que no parezca un error de imprenta. Además, mis conocidos piensan que el nombre que está ahí es el mío y los conocidos de él piensan que es el suyo.
Todavía a nadie se le ocurrió contar a los actores y notar que hay un nombre menos.
Además, créase o no, ayer descubrí que el guarda el cambio chico de la casa en una manzana de adorno, igual que yo. Sólo que la de él es de cerámica y la mía de madera.
Recuérdenme que la esconda si vienen a casa.

Bar
La semana pasada, le pedí a mi hija que me acompañara a un bar.
Siempre paso por ahí y está vacío de clientes.
En el fondo del local, tras el mostrador, hay una chica mirando aburrida hacia afuera todo el tiempo.
Se ve que el lugar está montado con mucho esfuerzo y pocos recursos.
Así que fuimos con mi hija a merendar.
Es la primera vez que me tomo un café con leche por lástima.

Nudo
Resulta que el lunes olvidé como se anudaba una corbata.
Me paré frente al espejo y de golpe no supe que hacer. Y eso que uso corbata desde hace exactamente una pila de años, para hablar con precisión.
La cuestión es que el alzheimer me hizo encarar el nudo al revés y yo seguí para adelante. Total, me dije, no deja de ser un asunto simétrico que puede hacerse tanto para un lado como para el otro.
Eso sí, a la noche, casi me ahorco tironeando del lado incorrecto para aflojar el nudo. Y mas tiraba y mas me apretaba.
Casi paso a engrosar las filas de lo que mueren a causa de la formalidad.

17 comentarios:

Chinita Jodida dijo...

o su esposa no escuchó bien el de fangio o usted está retaceándonos información...
y lo del bar... no es empatía mas que lástima?
como les está yendo con la obra?

Sabrina O. dijo...

¿Pensaron alguna vez en usar los segundos nombres, Fernandos Martineces queridos?

¿O los apellidos maternos, o escribirse entre paréntesis algo que los identifique?

Con lo de la manzanita estás avivando a vecinos con malas intenciones, ojo.

The Bug dijo...

Chinita, a mi esposa todos mis chistes le parecen pelotudos.
Bueno, no todos.
Algunos le parecen simplemente malos.
Y no, no es empatía. Es lástima.
Empatía hubiera sido si yo también me sentía aburrido.
Con la obra nos fue bárbaro en las dos presentaciones que llevamos.
Capaz que en marzo hagamos temporada, pero no sé, está por verse.

Sabrina, mi segundo nombre es peor que la posibilidad de encontrarme con cientos de homónimos.
Podría hacerme llamar Fernando Martínez Camino, según mi segundo apellido, pero me suena a careteada.
O Fernando Bug Martínez, pero es muy poco formal para firmar los cheques.
Con lo de la manzanita tenés razón. Voy a cambiar. Estoy averiguando por una sandía de papel maché que vi en la vidriera de una regalería.

Elizabeth Auster dijo...

Fernando Martínez Camino es un nombrazo, no se lo pierda. Esa formalidad no lo va a matar como puede hacerlo la corbata. Le comento que fallecer así, de Michael Hutchence para acá, se asocia menos con la etiqueta de la vida pública, que con los gustos retorcidos en la vida privada.

The Bug dijo...

Ahora que me acuerdo, Eli, una muerte muy parecida a esa tuvo David Carradine.
No hablaron muy bien de él, así que mejor me paso a la moda del moño.

Chap! dijo...

Es como el cuento de Cortázar, de los Felix.
¿Algún día va a contar su trayectoria actoral?

Jorge Mux dijo...

¿Y Omar Camino?

(Me ha pasado eso de olvidarme del nudo de la corbata. En realidad me olvidé cómo se hacía y después no lo pude recordar más, ni lo he vuelto a aprender)

Jorge Mux dijo...

En esa obra pasan cosas raras. Ya desde el vamos, los directores se llaman Calzone y Alberto.
Hay algo como místico, o diabólico, o no sé.
Intente hacer anagramas con los nombres de los integrantes, por ahi hay algún mensaje o algo.

gen71 dijo...

Amigo, esta seguro de que son dos Fernandos Martínez?
Digo; alguien le dijo lo de la omisión de los dos nombres para evitar confusiones, o es una deducción suya?
Contó usted mismo la cantidad de actores?
Consultó a sus compañeros acerca de si ellos también ven a ese individuo que habla solo con usted y que cada tanto le dice algo que usted no llega a comprender pero que suena a "quildem ol"?

Disculpe el cuestionario, pero usted me preocupa, amigo... no vaya a ser que el estrés de las nuevas funciones lo esté afectando.

Salute!

Aldana dijo...

Gen: hablamos de actores amateurs, casi todos oyen voces que nadie más oye y hasta sienten presencias de sus otras personalidades en forma de energías que los afectan en ciertas circunstancias. Sería un cuestionamiento en vano además de cansador una vez que comiencen a relatar sus experiencias.

Mantis dijo...

Como ya le han dicho, lo de los nombres es semejante a los Félix de Cortazar... sin embargo, ¿Recuerda usted ese rato durante el cual tuvimos a toda una banda de Fernandeces junto en las altas esferas del gobierno?

Por otro lado, yo he comprado galletitas caseras o repasadores de lástima, y no obtuve otro beneficio más que el de sentirme bien antes de utilizar los productos.

Cuide los intestinos: nunca supe acerca de un transplante de los mismos.

Saludos.

LALE dijo...

Trocamos?

"Homónimo y manzanita" por lo siguiente:

Iba puteando la ruta Riobamba-Cuenca. Son ocho horas de camino que el sentido común dice hacer de noche: se ahorra en alojamiento y no se pierde el día. Evidentemente el sentido común no abundaba en mí esos días porque, con mi compañera de viaje, decidimos hacerlo por la tarde.

La cosa es que me estaba muriendo de hambre y por primera vez desde que pisé aquel país, nunca subió ni una sola mamita a vendernos ni una sola porquería de kiosco.

En eso estaba, cuando se baja el señor del asiento de adelante. Y cuando veo el lugar vacío, solita ella, una banana.

"Si la vida te da limones..." no es un buen lema para lugares como Ecuador.

unServidor dijo...

También, el programa podría decir Fernando Martínez².
Y tu mujer te dijo pelotudo, porque la chica te estaba pasando su teléfono en un papelito y vos habías cerrado la ventanilla...

¡¡Felicidades, Fer Camínez!! Para usted y toda la troupe.

monoarania dijo...

Ahhhh lo que me reí con tu reality!!!
Bueh, la creatividad vía teclado ya la pusiste vos y mis contertulios más arriba, a mí no me visita hace rato (para pruebas, mi blog, que ni aviso de ausencia le puse porque no puedo ni crear un título pal post ;) ), así que este es mi comentario...Pero te tenía que decir que en plena madrugada me escuché a la carcajada limpia no? Gracias.
'Ta lueeego.

Aldana dijo...

Bueno, ya terminó el año en que me hiciste quedar como una bruja. Si no querés que sea realmente una, tenés el 2010 para cambiar de enfoque.
Un besote.

Carolina dijo...

Bueno, bueno... a ver si te dejás de joder con la manzanita del vecino, el vitel tone y los brindis y te ponés a postear...

Feliz año!!!!!!!!

LALE dijo...

Esteeee...

...creo que mayonesa de la ensalada rusa ya se nos pudrió, mister don The Bug.

revisé la etiqueta, y de "casi ayer" a "hoy día" pasó mes y medio!

Igual, aprecio que haya decidido prepararla el mismísimo día de mi cumpleaños :D

Saludos!