viernes, 8 de febrero de 2008

Fabulando con Joselo. Hoy: el caballo y el burro

Un caballo caminaba de repente
cuando un burro se le puso enfrente.
El caballo llevaba
una gran carga

de piedras y adoquines
muy pesada.

El burro,
que no era medio pavote,
llevaba muchas esponjas
en vez de brutos cascotes.

"-Che, fierita,
¿y si cambiamos-

dijo el caballo tranzando-
vos sos fuerte, y yo bien flaco".

El burro dijo sin pensar mucho
"no hay problemas, larguirucho".
Y sin más cambiaron la carga,
sonreía el caballo garca.

"Cómo te cagué burrito",
se burlaba el ico ico,
yo me llevo las esponjas
y vos cargás como un ponja.

Los llevó a vadear el río,
en eso el dueño de ambos,
para rimar este verso,
mientras bailaba un malambo.

Cuando entró al agua el burro
la carga se hizo liviana.
Su bolsón de piedras, a nado,
parece mucho menos pesado.

En cambio al caballo puto
la esponja en pocos minutos
se le lleno de agua y pesando,
el caballo se cagó ahogando.

Moraleja pa' los pibes:
"Más vale es ser bruto y burro
que un caballo forro y turro"

3 comentarios:

Ajenjo dijo...

Moraleja peronista y edificante!

Enredada dijo...

Genial!!!! me encantó esta fábula!!!
Un abrazo!

Carolina dijo...

Un puema...