jueves, 18 de octubre de 2007

A ver, hagan silencio que el nono les va a contar algo

Sepan que en mis años mozos, fui a una fiesta de carnaval -ahí nomás ya se darán cuenta de que era en blanco y negro la cosa- que organizaba el Club Provincial de Rosario.
Había, además de un par de pistas de baile con disk jockey en estratégicos puntos del predio, algunos escenarios diseminados por ahí donde tocaban distintas bandas.
Digamos que era una proto-rave, pero de noche y del subdesarrollo.
Recuerdo que esa noche tocó primero un grupo de Pablo Granados -cuando no era conocido ni siquiera en la ciudad; el famoso era su padre- que se llamaba FM. Una bosta.
El cierre, estaba a cargo de Carlos Baglietto y Silvina Garré. En ese momento, eran dos de las máximas estrellas del rock nacional.
Entre un show y otro, recuerdo que tocaron unos muchachos que apenas empezaban a asomar en el ambiente.
No éramos más de 70 o 100 personas en torno a ese entarimado precario en donde se ubicaba el grupo.
Recuerdo vívidamente estar primero, sin que te empujen y apretujen, con los codos apoyados en el escenario, sin personal de seguridad mediante, a escasos uno o dos metros de los artistas.
Estaba más cerca y más cómodo que lo que estuve alguna vez de mi hija en alguno de sus actuaciones escolares o de sus participaciones en teatro.
Era como una función privada, como una de esas sesiones unplugged de MTV, un lujo.
Yo los escuchaba y me decía: "qué bien suenan estos vagos, ¿quienes carajo son?".
Estos vagos eran nada más ni nada menos que los Soda Stereo.

Actualización: pensar que en la época a la que refiere este relato todavía era utópico pensar en "una PC en cada casa", internet era algo totalmente ininventado y ni siquiera existían los CD.
En este momento estoy sentado en mi casa mirando -por internet y en vivo- el segundo recital de Soda en River.
Realmente es vertiginoso pensarlo de esta manera.

11 comentarios:

Aldana dijo...

Tele... telekinesis...

Chinita Jodida dijo...

Maestro? No me cierran los números!!!!

Conozco gente que ha visto a SS en el Einstein....

...y no me cierran los números!!!!

gabrielaa. dijo...

Soda Stereo en el Einsten, no creo... sí Los Redondos

The Bug dijo...

Chinita, ¿qué números no le cierran?
La primera vez que escuché a Soda Stereo fue en este recital.
Meses después, en Mar de Ajó, escuché por la radio uno de sus temas (probablemente Vitaminas o Sobredosis de TV) y dije "¡Ah!, estoy son los de los carnavales".
Un par de años después volvieron, esta vez en un poco mas nutrido Estadio Cubierto de mi querido Newell's Old Boys (o sea una cancha de basquet, ¡Soda tocando en una cancha de basquet!) con su Nada Personal a sus espaldas.
Después -en años posteriores- ya llenaban el estadio de Central o el de Newell's y ya no fueron tan "accesibles".
O sea que -calculando- la anécdota que le estoy contando data de principios del 84 u 85 (¡merda, hacen más de 22 años!).
Y los Soda sí tocaron en el Einstein, Gabrielaa (seguramente el dato figurará en la homepage del grupo, supongo, aunque dudo que mencionen lo de los carnavales).

gabrielaa. dijo...

puede ser. es que pasaban cada cosas, en el Einstein... y no una siempre estaba tan atenta ;)

Chinita Jodida dijo...

Claaaro! Ahora entiendo mejor...
Ud. tenía 13 años y su mamá le consentía todo, y le tenía muuucha paciencia... por eso ahora Ud. le va a tener la misma paciencia a su hija... ¿No que desde ahora en mas le va a tener mas paciencia???
Igual, ahora me cierran los números :D
Porque yo tengo esa edad que Ud. declara en su perfil y a esa edad hacía lo mismo, acá en Bs. As. que Ud. allá en Rosario :D

Flor dijo...

mira vos..las vueltas de la vida

Jorge Mux dijo...

Un poco antes de que comenzara a trabajar como disc jockey, la única fuente para conseguir música casi gratis era grabar de la radio. Digo "casi" porque los casettes tenían un costo, y no siempre contaba con un peso para comprar uno. El otro costo era más oneroso: estar pegado a la radio a esperar que pasen "el tema". A veces no lo pasaban en todo el día. A veces, lo pasaban cuando yo estaba en la casa de un amigo y no había casettes. En el año 1989, se me hacía imposible conseguir "En la ciudad de la furia" y "Lo que sangra (la cúpula)". Recuerdo febriles madrugadas, aguardando la "tanda de los nacio" en una efeeme local. Recuerdo haberme grabado varias veces el mismo tema, uno tras otro. En todos, indefectiblemente la voz de la locutora pisaba el final o la mitad. Llenaba un casette con todas las versiones y luego elegía la que más me gustaba. Con un doble casettera, copiaba la versión "menos pisada" en un casette "en serio" (no borrador). Muchas veces la cinta se trababa, y había que hacer engorrosos malabares para no perder el trabajo de varios días.

Hoy podría bajarme la discografía completa de Soda, pero no lo hago porque está ahí. Accesible. Demasiado accesible.

Has dijo...

Nooo como crecieron los nenes! hasta Granados se hizo famoso, las vueltas de la vida son zarpadas.
Saludos

Anónimo dijo...

Recuerdo que yo era chiquitito y mi tío era amigo de los Enanitos Verdes. Entonces mi tío le tiró unas notas que tenía y que no usaba, y se pusieron a tocar un rato.

Y yo decía, esa canción es linda. Y esa canción terminó siendo "La Muralla", que es linda, dentro de todo.

Saludos.
(Mantis)

Anónimo dijo...

PD: (otro día le cuento de aquella vez en que el enorme John Cleese, de los Monty Phyton, me mandó un autógrafo y dedicatoria a través de mi abuelo, que ni sabía quien era el tipo).