viernes, 18 de septiembre de 2009

Ventilando un poco

Volver a escribir acá es como volver a casa después de unas vacaciones prolongadas: la casa parece otra, la heladera está casi vacía, el aire huele distinto, el polvillo ya está asentado.
Che… en serio, el aire huele distinto.
¿Me dejé el gato encerrado y sin comida ni agua?
Espero que no, sería el cuarto que tengo que reemplazar.
Les decía que todo acá parece distinto. Las ideas que tenía antes de irme resultaron ser como las sobras que uno se deja olvidadas en la heladera: después de tantos días ya son restos informes, irreconocibles e inaprovechables.
Y el olor. ¿Será que me olvidé de sacar las bolsas de basura antes de salir?
¿Tiré ese pollo que había quedado en la heladera y nunca llegué a cocinar?
De cualquier modo no hay muchas novedades. Es la verdad.
Vuelvo con la cabeza fresca. Fresca y vacía, esperemos entrar en ritmo pronto.
¡Ah, me acordé de algo!
Joselo me reclamó un espacio dentro del blog. Medio que se enojó por este parate. “O me hacé un hueco o te agarro a patada y te dejo la cara como una almóndiga”, argumentó. Y con esas razones no se jode.
Así que estaba pensando que no sé, no sé que darle. Porque ustedes ya vieron como escribe, por decirlo de alguna manera.
Se me había ocurrido que podría encargarle que grabe algo, por ahí hablando zafa. Porque dando consejos es una luz. Una luz mala.
Por dios, el aire no sólo huele distinto: ¡huele espantoso!
Yo sabía que no debería haberme ido por tanto tiempo. Qué se yo, debería haberme dado una vuelta cada tanto, prender algunas luces para que los vecinos y curiosos crean que hay movimiento, alimentar al gato y sacar a pasear al pollo de la heladera.
Y también arreglé durante este tiempito que vuelva Lindsay Gutierrez, con nuevos reportajes. Negociación dura fue esa. A Lindsay no hay caché que le venga bien.
Ni el pañuelo tapando mi nariz impide que… aaaaargh, que olor tan feo.
Abramos todo, ventilemos. Así no se puede seguir.
Mejor limpio un poco, baldeo con lavandina, vuelvo a ventilar y después seguimos.
¿Y el gato?
¿Dónde está que no se escucha?
Michi, michi, michi… ¿michi?

20 comentarios:

LALE dijo...

Bienvenido sea mister don The Bug.

Ahora, creo que su preocupación no tendría que ser ni por el gato ni por el pollo.

Lo ha visto a Joselo desde que le hizo el reclamo??

The Bug dijo...

Gracias, Lale.
Con respecto a lo que pienso sobre la manera de proceder de Joselo, es lo que más me hace temer por el gato.

Jorge Mux dijo...

Lo más probable es que el gato haya abierto la heladera y se haya comido el pollo.
Por ahí el olor viene de otra parte. Yo andaría buscando por el lado de Joselo, como dice Lale.

Un abrazo y feliz regreso!

Ah, si falta algo del restaurante (una alacena, un par de sillas, la cortadora de fiambre) yo no tuve nada que ver. No sé por qué me están mirando todos.

Shirubana dijo...

Che, de verdad: hay un tufo que no se aguanta. Avise cuando esté bien ventilado y vuelvo.
Besos

Gurisa dijo...

Busque en el catre que tiene para dormir la sies--- inspirarse, The Bug.

Mepa que Joselo le dejo una cabeza de caballo como en una famosa película sobre mafiosos.


PD: córtele el cable. Hágame caso.

¡Mondoke! dijo...

Bienvenido de vuelta. El gato creo que se escapó, el olor debe ser otra cosa. Creo que los vecinos se dieron cuenta de que la casa estaba vacía y se metieron. Con esto de la despenalización y esas cosas fueron a hacer una reunión por ahí; de ahí sale el olor.

The Bug dijo...

Jorge, ya registré el faltante en el bar.
Si te miran todos es porque distribuí copia de las grabaciones de la cámara de seguridad.
No, en el bar no tenemos cámara, pero se ve perfectamente como cargan el flete bajo la óptica de la cámara del Centro de Convenciones de enfrente.

Shiru, no falta mucho. Calculo que en dos o tres semanas despeja el aroma.

Gurisa, no le de letra a Joselo.
Igual, con respecto al cino, no creo que lo saque a él de las películas de Porcel y Olmedo.

Mondoke, lo que dice puede ser cierto. Al menos, por acá, hay cenizas por todos lados y si no está Fidel Nadal durmiendo en el ropero le paso raspando. Cuando despierte le confirmo.

Jorge Mux dijo...

¡Nada que ver, The Bug!
¡Yo no lo llamé al preso González para que me haga el flete el martes pasado a las cinco y diez de la tarde!
¡Yo no era el que estaba en su comedor llevándose las cosas!
¡Yo no era yo!

Abrujandra dijo...

Ah claro, buena excusa esa del olor...vamos, ponga a laburar esa cabeza que no me senté a esperar tanto tiempo para nada.
Joselo puede aportar algo transcultural ponele.
Lyndsay, que vuelva, que vuelva.
Menos mal que volvió, habían merodeadores morochos y encapuchados que merecen pena de muerte.

Ajenjo dijo...

Me parece que el pollo ese se lo comió el gato antes de que se pudra. Fijesé si no se lo dejó en algún rincón dificil, obviamente reciclado en popó.

The Bug dijo...

Mux, no se haga el inocente.
O deja de robarme o deja de subir al fotolog imágenes donde se ven mis muebles.

Abrujandra, los engranajes están empezando a moverse.
Lástima que por ahora hay sólo ruido.

Ajenjo, tiene razón. El ciclo de la vida es así: pestilente.

elcuervodePoe dijo...

Ahora quiero saber de dónde viene el olor.
Soy nuevo acá. No conozco a Joselo. ¿Me perdí de algo interesante?

The Bug dijo...

Cuervo, Joselo es uno de los mozos de acá.
No conocerlo es un verdadero privilegio.

Carolina dijo...

Lávese las patas y después me cuenta cómo huele todo...

La Rubia dijo...

El gato se te murió, Bug!
Date cuenta!

niv dijo...

> O deja de robarme o deja de subir al fotolog imágenes donde se ven mis muebles.

juauj esto me recuerda a unos flacos que los pusieron presos por subir cagandose de risa al fotolog fotos de lo que habían robado. TRUE STORY.

Si Argentina no va al mundial dijo...

No tengo ni idea como terminé por estos lados!

The Bug dijo...

Carolina, usted me ofende.
Sepa que yo me lavo las patas cada semana.

Rubia, el problema no es que no quiera darme cuenta.
El problema es que me urge sacar el cadáver y éste no aparece.

Niv, me acuerdo de ese caso. Es como el de hace unos días, que el ladrón dejó abierto su Facebook en la casa de la víctima.

Si Argentina etc etc etc...
No me importa como llegó.
Lo que me importa es que vuelva.
No se si se está quejando o alegrando, así que mejor me llamo a silencio.

monoarania dijo...

naaa, usté acá y yo por el twitter, sin enterarme de nada che. Aunque estar distraída fue beneficioso: ya casi no queda tufo.
Felicitaciones/felicidades/feliz navidad por el regreso!, me voy a espiar el siguiente post.

Jorge Mux dijo...

¡Ajajajá...!
¡Si caigo yo caemos todos!