lunes, 27 de abril de 2009

Vergonzosa anécdota narrada aquí para disimular la falta de imaginación

Prometí algo para hoy, así que voy a subir algo, aunque implique que esta anécdota me cree una imagen negativa que contrarreste mi generalmente bien catalogado carácter.
En otras palabras, que me haga quedar para el culo.
Esto ocurrió hace unos cuatro o cinco años.
Mi hija estaba invitada a un cumpleaños.
En la tarjeta estaban los datos para llegar al saloncito, la fecha, la hora y todas esas cosas como que "gracias por venir" y todas esas cosas.
Llegamos mas o menos a horario, no nos olvidamos el regalo en casa y hasta había podido más o menos combinar la ropa de mi hija (mi esposa estaba trabajando).
Cómo no soy fisonomista como para recordar a los padres de una compañera de mi hija, que además era de la colonia de vacaciones a la que asistía una vez al año, saludé al tuntún, cabeceando al voleo y listo.
Dejé a mi hija en la fiesta, ella entró a buscar a la cumpleañera y salí para volver al auto.
Al pasar manejando frente al salón, veo que sale una señora a los gritos, llamándome y mihija llorando corriendo detrás.
¿Qué había pasado?
Algo que hubiera sido muy grave si no me hubieran interceptado justo justo.
Me había equivocado de cumpleaños. La había dejado por tres horas entre perfectos desconocidos.
La hora y el lugar eran los correctos, pero la fiesta a la que habían invitado a mi hija tenía lugar el día siguiente.

23 comentarios:

unServidor dijo...

¡Qué vergüenza! Y después no quiere perdonar a su señora cuando en las vacaciones entra a la habitación del señor equivocado...
¡caradura!

Héctor Gutiérrez dijo...

Si no se lo comieron esa vez, ya lo devorarán hoy.

Suerte.

The Bug dijo...

A esta altura, unSer, creo que mi señora piensa que YO soy el hombre equivocado.

Gracias por el aliento, amigo Héctor.

Amperio dijo...

A mi me pasó lo mismo, pero al revés, compañero. En un cumpleaños de la matambrita, recibí a una compañerita. Al rato, la nena estaba solita y sentada en un rincón. Le dije a mi hija: "¿Por qué no vas a jugar con tu amiga?" y me respondió: "No es mi amiga". ¿Y si no es tu amiga por qué la invitás? Yo no la conozco. Me respondió. El simil Debug del padre volvió a buscarla a las dos horas...

UAP, camará.

Maria "C" dijo...

No era tan grave, creo yo. Peor dejarla en el colegio equivocado (una amiga mía lo hizo).

Nota: cuando digo "una amiga mía" es literal, no va a andar pensando que yo soy capaz de hacer eso. Salvo que me dé el Alzheimer.

Javier dijo...

Qué momento para su hija.
No la equivocación, sino tener que aceptar que la retiren así, después de eso; no poder decir "no, no sé quién es ese señor" y volverse a casa en colectivo.

The Bug dijo...

Amperio, ese truco es bien conocido.
Dejan a sus hijos dos horas en cada cumpleaños y se ahorran la guardería, los muy guachos.

Bueno, con ese criterio, mientras haya gente que mate niños yo sería la madre Teresa.
No, no, no, no me quitará ese cargo de conciencia tan fácilmente, María C.

Javier: eso hizo.

licha dijo...

igual, taaaan conocidos no eran los otros!!!

LALE dijo...

...después se sorprenden que haya tanta gente traumada mentalmente para hacer búsquedas absurdas en lo internet...

...no se sorprenda si su hija agarra y un día pone, no sé, pienso, "abandonar a papá viejo en un descampado y que no pueda volver".

Ahí lo quiero ver escribir un post al respecto!

The Bug dijo...

Claro, Licha.
Usted se hará cargo de mi defensa ante un eventual juicio moral por parte de mi hija.

Lale, ¿qué concepto tiene usted de mí?
¿Acaso piensa mal?
¿Tal vez insinúa que no se volver de un descampado?

LALE dijo...

Uno nunca sabe que puede pasar después.

Cuando era (más) niña, pensaba que iba a poder hacer vueltas carnero sobre la cama sin marearme toda la vida.
EL tiempo me demostró lo contrario.

Dani dijo...

Sr. Bug, esta entrada tiene una categoria en el otro blog (el que comparte con Mux). Adivine cual es...

Patu dijo...

mmmm... Este post me hace quedar mal a mí también, sabés?

Además no era una chica del colonia, pero no importa.
El tema es que soy la excusa perfecta para llenar espacio cuando no sabés qué poner. Como los simpsons para canal 5.
No te da vergüenza?

Patu dijo...

Y mirá. La imagen de mi perfil combina perfecto con el comentario

The Bug dijo...

Lale, yo SÉ que voy a salir de los descampados sin marearme TODA la vida.

Dani, ¿el otro blog tiene la categoría "up papá genial"?
La habrá puesto Mux, porque yo no fui.

Patu, ¿en qué parte la hago quedar mal?
Pensé que sólamente quedaba mal yo.
En realidad usted sabe muuuuuy bien que podría haber hecho quedar mal a más personas y sin embargo no lo hice. Ejem...

Y otra cosa, no me ande desmintiendo las fuentes.
¡Mi única esperanza es que la gente crea que todas estas historias son inventadas!

¿Quiere hacer una solicitada desmintiendo todo?
No hay problemas, me avisa y sube el post que quiera, yo le doy acceso.

Eso sí, después dos meses sin postre.

The Bug dijo...

Y otra cosa, me está convirtiendo el blog en un conventillo.
¡Brasevisto!

Apichuya dijo...

Que buena anectoda !!! Mi suegra se olvido al mas chico en el colectivo urbano!!
Digamos que dio un par de vueltas en el recorrido sin que llore (re macho el pendex) hasta que el chofer noto su presencia y entre los dos decifraron donde debia bajarse para retornar a su hogar.
Pasa en las mejores familias. Si si.

rubiaa dijo...

Ay, me dió cosita la pobre criatura!! no solo la dejaste en lugar equivocado, sino que ahora la usás para rellenar el blog.

sin palabras

Apa dijo...

Me sumo al comentario de rubia y encima la ahora señorita te deja comentarios..jajaja lo tuyo no tiene perdón.

The Bug dijo...

Rubiaa, Apa, pues sepan que son todas infamias.
Ella me tilda de gordo morfón en su blog y yo me la aguanté como un duque.
¿O era como un Ducce?

The Bug dijo...

Apichuya, al final lo mío fue un juego de niños... juegos de niños en un pelotero, claro.

licha dijo...

una pregunta, al final la niña pudo ir al verdadero cumpleaños???

soy defensora de pobres y ausentes... no de padres inescrupulosos q dejan a los niños en los cumpleaños, siendo que no cuesta nada quedarse, habiendo tantas cosas ricas para comer...

The Bug dijo...

Si, Licha, y nunca más volvió a pasar.
Creo.