martes, 20 de enero de 2009

Dale, síganme cohibiendo que al final voy a salir un reprimido

Esto es una queja.
No me dejan ser.
Cuando me encuentren un día acuclillado en un rincón, chupandome el dedo en posición fetal, con los ojos cerrados y abrazando el pijamita que usaba cuando era chico, ahí los quiero ver.
Es que no me dejan expresar, me quieren sociabilizar, y yo no quiero.
Después no se quejen, eh.
Todo esto viene a que hoy la Patu se sentía un poquito mal y nos pidió a su madre y a mí que le hagamos un certificado para que en la colonia de vacaciones a la que asiste durante enero la eximan de las actividades acuáticas.
Como lo tengo fe ciega a la niña -si ella me pide un certificado diciendo que le permito cruzar con armamento la frontera, voy y se lo hago- no opuse ningún tipo de objeciones.
Bueno, sí, puse una objeción, yo quería hacer un certificado distinto.
La madre le hizo un certificado que decía más o menos esto:

"El día de hoy Fulanita de Tal se despertó con un malestar,
les agradeceré que la eximan de las
actividades en la pileta. Atte, etc. etc. etc".

Por si les resulta raro el texto, es porque no les conté que en la intimidad nosotros nos llamamos por apodos. Patu es Fulanita de Tal, yo me hago llamar el señor Zutano pero a mi esposa no le decimos nada, porque ella insiste en que tiene nombre y parece que eso le da derecho a gritar y revolearnos las ojotas cuando le decimos otra cosa.
El tema es que a mi me pareció mucho más divertido y genial mandar otro tipo de certificado, como que no fuera tan estándar.
Palabras más, palabras menos, yo sugerí enviar una nota que dijera:

"El día de hoy Fulanita de Tal se despertó con un brote sicótico.
Les recomendamos encarecidamente que al mediodía
lo que sirvan en el almuerzo no exija la utilización de cuchillo."

Es más, le sugerí que entregara la nota arqueando una sola ceja (Patu lo sabe hacer como las mejores) y parpadeando con el ojo opuesto, con los labios apretados y sin expresión.
¿Y qué hicieron?
Se me cagaron de risa en la cara y mandaron la primera nota.
Después no me vengan a decir que soy tímido y que nunca tomo decisiones, si no dan bola a mis sugerencias.
Si siguen así, cuando crezca, al final, voy a salir un viejo choto y no me van a querrer agarrar en ningún geriátrico.

13 comentarios:

eli dijo...

Bug, su mujer y la Patu saben lo que hacen. Si permite que la adorable niña aparezca experimentando brotes psicóticos en la colonia, va a tener problemas más adelante para permitirle cruzar la frontera aunque sea pertrechada con el cuchillito de untar manteca.

Pero la nota es muuuuuuuy linda.

The Bug dijo...

Eli, ¿dice que saben lo que hacen?
¿También usted está conspirada para condenarme al autismo?

eli dijo...

No, señor, sáquese el dedo de la boca que no es lo que estoy diciendo!
No me burlo de su nota, solo que no me parece... prudente en este momento exponer su brillante creatividad de modos en los que puede no ser del todo apreciada como tal.
No, sabe qué? Tiene razón. Quién va a pensar que la nota pueda ser tomada en serio? Hay que confiar en el sentido del humor de los directivos de las instituciones deportivas, municipales o privadas, a la hora de tratar con niños. Y con sus padres.

Nico dijo...

Esta buena la idea, porque no te dejaron mandarla? La chica sabrá lo que es ser divertido. Jaja

The Bug dijo...

Gracias por tu apoyo, Nico.
Hoy vuelvo a insistir con la idea.

Vachi dijo...

Manden las dos, y así la familia va a dar bastante que hablar en esa colonia :)

Anónimo dijo...

Gracias por la risa en la mañana...mis padres seran notificados de su falta de creatividad durante mi infancia...No reprima por favor...no deje q lo repriman...
Saludos
Dana

The Bug dijo...

Vachi, y diga que no vamos a la iglesia que sino seríamos la comidilla de las reuniones.

Dana, gracias a vos por pasar.
¿Y cómo es eso de la risa en la mañana?
¿Te causo gracia?
¿Qué, tengo monos en la cara?
¿Hay muchos riéndose de mí?
Lo hace todo el mundo, seguro.
¿Psicótico, yo?
Naaaah.

El director dijo...

Hola señor soy el director de la colonia de vacaciones sepa que nosotros igual nos dimos cuenta de que su hija tenía algún problemita y por las dudas no sólo no le dimos cuchillos; tampoco tiene permitido hacer excursiones, encender un fuego, jugar a la pelota, ducharse, dormir una siesta ni entrar en contacto visual con sus compañeritos.

Atentamente.
Yo, el director.

Patu dijo...

Director y la recontra.
Ya va a saber usted y los suyos lo que es ser psicótico.

WA JA JA JA JAAAA
(risa malvada)

The Bug dijo...

Señor Director: no se olvide que sé donde trabaja.

Patu, déjese de reir de esa manera y por favor vaya a su cuarto a ordenar su colección de cuchillos.

The Bug dijo...

Señor Director: no se olvide que sé donde trabaja.

Patu, déjese de reir de esa manera y por favor vaya a su cuarto a ordenar su colección de cuchillos.

Chinita Jodida dijo...

Vió?? Si se hubieran decidido a adoptarme yo hubiera entregado la segunda nota... :P