martes, 7 de octubre de 2008

¿Por qué de naranja?

Cuando manejo, pienso.
Y por lo general lo que pienso son boludeces.
Hoy, mientras conducía apaciblemente aprovechando mi día libre, me detuve a pensar en lo siguiente: ¿por qué a los reclusos, al menos en Estados Unidos, se los viste con uniforme naranja?
¿Es que acaso vestidos todos iguales no se mimetizan los más peligrosos con los mas blandengues, aumentando la impunidad de los primeros?
¿O acaso no bastaba con no vestirlos de guardiacárceles para no confundirlos con policías?
Sobre esto reflexionaba y resolví que estaba mal.
Si lo que se busca es desalentar a los presos, hacerlos más dóciles e identificables, restar privilegios y todo eso, ¿no convendría hacerlo de otra forma?
Por ejemplo, yo buscaría otro tipo de vestimenta.
Los vestiría como Teletubbies, de Barney, de colegiala o de bailarines de ballet.
Si lo que se busca es bajar las dosis de agresividad y peligrosidad, nada como un asesino disfrazado de Picachu o un narcotraficante vestido de Pedro Picapiedras para bajarle el copete de un saque.
Así pensaba y llegaba a una verdad incontrastable: por meditar sobre estas huevadas me pasé dos semáforos en rojo.

10 comentarios:

Ajenjo dijo...

Ya lo imagino al gordo valor asaltando un blindado disfrazado de osito panda :P

slds
A

Apa dijo...

Quemaron, el color quemaron.

Curupisa dijo...

Me detengo a pensar en la primera frase del cuerpo de este post. "Cuando manejo, pienso"... de las dos acciones, una no sé hacer. Y la otra... Carramba, qué coincidencia.

Nickosss dijo...

Dejame de joder, que imaginación tenés, me mate de risa! Jajaja.

Imagino a un preso vestido de.. batichica, tratando de sacarte lo poco que tenes ahí adentro..
Jaja.

Vachi dijo...

Yo cuando manejo pienso permanentemente (trato) en que tengo que apagar las luces cuando apague el auto, para no quedarme sin batería (como hago usualmente)!! Y cuando se me acerca algún pensamiento maligno tipo el que ud describe en su post... inmediatamente me vence, y así es que soy íntima amiga de los muchachos del automovil club del uruguay, que ya ni me preguntan que me pasó cada vez que los llamo. Porque uno podrá tener la capacidad tal vez de hacer dos cosas al mismo tiempo... pero pensar dos cosas al mismo tiempo... eso sí que no.

The Bug dijo...

Vachi, yo puedo pensar en muchas cosas al mismo tiempo.
Es raro y cierto a la vez, pero tengo una especie de paralelismo mental.
Lo malo es que no me decido todavía si es virtud o defecto.

¿Usted deja su auto sin carga en la batería permanentemente?
No puedo dejar de verla como un alma gemela.

Andreievna dijo...

yo por eso cuando manejo,
canto.
para no escuchar mis propias boludeces.
Pero igual me paso los semáforos en rojo.
Sobre todo cuando voy borracha.
o drogada.
o las dos cosas.

Ojo! esto es una metáfora, eh? no estoy haciendo apología de nada.

Vachi dijo...

QUé bueno, lo del paralelismo!!!si lo usa para cosas productivas debe ser como tener dos mentes!!!

:)

Sï, dejar el auto con la batería descargada se ha vuelto parte de mi cotidianeidad desde que nuestro presidente decretó que era obligatorio el uso en los vehículos de las luces diurnas.
De todos modos yo ya lo había aprendido a hacer de noche también, hace mucho tiempo, ya que siempre me gustó quedarme charlando y escuchando música adentro del auto.
:)

Vachi dijo...

Pd: Ud tb se dedica a esto??? Con razón demoran tanto en venir a auxiliarme, cuando yo ya debería ser clienta de lujo!!!

The Bug dijo...

Andreievna: peor es cuando te agarran con el cadáver en el baul.

Vachi, ¿así que usted es la culpable de que a veces se demore el service?