lunes, 4 de agosto de 2008

Arte urbano: Cuarta entrega

En el corazón de Pichincha el Negro Olmedo sigue dejando su impronta.
Cualquiera que pasee por el Parque Norte, frente a la Secretaría de Cultura, en el predio de la estación de trenes Rosario Norte, puede encontrarse con él, sonriendo desde un banco de plaza.
Los que lo desean, pueden sentarse a su lado, ocupando el sitial que alguna vez supo ocupar el gordo Portales.
Pocas veces vi una escultura tan integrada al paisaje urbano como ésta.
Lo que más me gusta, es que no está ni en un pedestal ni aislada con barreras.
No es raro que el Negro amanezca envuelto en una bufanda dejada como obsequio o un gorro de lana que abrigue su pelada.
Está al alcance de quien quiera acercarse, sentarse, charlar un rato o demostrar al Negro todo su afecto.

(clic en la imagen para ampliar)

9 comentarios:

Apalabrada dijo...

No me detendré hasta obtener una foto con el negro en ese banco.

El Profe dijo...

Me invitaron a conocer Rosario, creo que ya sé donde voy a sacar la primera foto. Me encantó, mi admiración a quien nos hizo reír tanto :D
¡Saludos para vos y Un abrazo!
(Si pasas por lo del negro decíle que se extraña.)

The Bug dijo...

Apa, ¡pero eso para usted refácil!
Camínese algunas cuadras, usted sabrá cuantas son, hasta Wheelright y Pueyrredón, luego acérquese a Olmedo, espere a que se acerque alguno de los linyeras que duermen en la zona y pídale que le saque la foto.

Profe: cuando pase por Rosario, no se olvide avisar.
Te confieso un secreto: a mi mucho mucho el Negro no me gustaba, sin embargo eso va en desmedro de la admiración que siento por por alguien que supo ganarse a la gente a fuerza de carcajadas.

Horacio dijo...

qué bueno, espero que no lo rompan ni nada de eso

La Mar en Coche dijo...

yo le pegaría un lindo abrazo! que tipo linda persona Olmedo...

saludos!
e.-

Jorge Mux dijo...

Una razón más para reafirmar mi creencia de que Rosario y sus habitantes son maravillosos.

Nickosss dijo...

Que buena escultura! Muy bien hecha la verdad. Nos vemos!

unServidor dijo...

Un nuevo motivo para ir al extranjero.

The Bug dijo...

Horacio, la verdad es que ya la arruinaron varias veces, principalmente malusando aerosoles.
Por suerte las restauraciones nunca demoraron más de un día en devolverle el brillo.

No se, La Mar, un poco frío el tipo.
Bah, la estatua.

Y los bloggers rosarinos, una maravilla, Mux.

Nickosss, es así. Es cultura la escultura.

unServidor, acá lo esperamos, en la legión extranjera.