miércoles, 5 de diciembre de 2007

¡Y díganme si ustedes no hubieran dejado también el blog de lado!

Si me dicen que ustedes no hubieran hecho lo mismo, no voy a creerles.
Esta sequía de posteos, una de mis ausencias más larga en el blog, tiene una explicación: estuve de viaje.
Ya sé que podría haberme encerrado en un telecentro con internet (casetas telefónica, como le dicen allá) para escribir algo y subirlo, pero la verdad es que anduve con cero ganas de perder tiempo en ello.
Si me buscan bien, me van a encontrar en la foto de arriba (si me conocen, claro) y si no pueden empezar las apuestas para adivinar quien soy (si no tienen algo más interesante que hacer, claro).
La foto fue tomada en Herreras, un pequeño pueblo sumergido en la espesura de un monte cubano que no recuerdo. La verdad es que es lo más parecido que vi a la imagen que te dan de Vietnam en las películas de guerra yankies, pero mucho más pacífico (es decir, sin yankies).
¿Cómo fui a parar a Cuba?
Simple: me invitaron. Lástima que no pude ir con mi esposa e hija, pero no había forma. Supongo que ellas hubieran hecho lo mismo, aunque ya están reclamando sus respectivas compensaciones.
Resulta que mi hermano tenía que ir a Cuba por razones de trabajo (trabaja en una de esas multinacionales que compran pequeñas empresas nacionales para aprovechar la mano de obra especializada del país, que les sale regalada). Un viaje corto: cuatro o cinco días.
De cualquier manera, tenía pasajes y alojamiento para ir con mi cuñada, ya que venía de otro viaje al exterior (que terminó durando dos meses) y para compensar su predisposición a que no arriesgarse a que lo echen por negarse le habían dado vuelos y estadías a los dos.
Hasta ahí, no entro en la historia ni como maletero.
Pero, mi cuñada -que está embarazada- tuvo un problema menor que no impidió sin embargo que el médico le prohibiera hacer el viaje.
Y no se cómo lo arregló pero mi hermano consiguió que igual le permitieran ir con alguien (supongo que se debe a que los chantas que manejan la filial argentina siguen siendo chantas y argentinos a pesar de trabajar ahora para una empresa "seria").
Y mi hermano me invitó.
Y yo acepté.
Decí que tengo todos los pelpas en regla (en algún momento pienso viajar a España para visitar a mi ahijada) y no tuve mayor problema al respecto, más que negociar los días en el trabajo.
La cuestión es que dos días después aterricé en el aeropuerto José Martí, a pocos kilómetros de La Habana.
Y bueno, el que tenía que laburar era mi hermano.
Yo me dediqué a pasear.
De casualidad enganché con un contingente de chilenos de vacaciones (los de la foto, menos los tres o cuatro cubanos del pueblo y yo) y hablando con el guía me pude sumar -sumando algunos pesos cubanos a su bolsillo- en alguna de las excursiones.
La verdad es que fue un viaje fantástico y del cual vengo cargado de pintorescas anécdotas y que darán para muchos textos posteriores.
Lo único de lo que debo lamentarme, es que todo lo anterior sea sólo fruto de mi imaginación y en realidad haya estado todos estos días laburando como una hormiga agachando el lomo cada vez un poquito más.
¡Felíz día de los inocentes!
Ya sé que es el 28 de diciembre pero: 1) este blog siempre se caracterizó por ser adelantado a su época, así que adelantarnos algunos días es cosa corriente y 2) cómo no se si voy a poder liberarme del yugo antes de esa fecha, les dejo un posteo alusivo por si las moscas.
Ah, y con respecto a la foto no tengo la menor idea de quien es esa gente ni donde está, yo no ando consultando a Google de donde saca las cosas. Eso sí, pertenece a www.elperiodicodelasierrasur.es
, no me vengan después con que no cito a las fuentes.
Saludos desde Cuba (virtualmente)

14 comentarios:

Ajenjo dijo...

A esta altura, no se si creerle, pero bue, en este restaurant, cuando dicen que es liebre, es liebre.

slds
A

Carolina dijo...

Ohhh, caí como una pobre niña inocente...

Recórcholis!!

gabrielaa. dijo...

pirucho pirucho pirucho

y yo alegrándome extemporáneamente por su bien merecido viaje a Cuba!

The Bug dijo...

A todos: ya vana ver que una quincena después en varios lados van a ver estupideces como ésta.
Por lo menos, si voy a subir estupideces, que sean de punta.

Carolina, después de leer tus textos, puedo tacharte de muchas cosas menos de inocente. Saludos a Roberto.

Ajenjo: hace bien en no creer. Y no, no es liebre, se lo confieso en confianza.

Gab: alégrese igual. Cuando escribo vuelo, y esta vez, créase o no, volé a Cuba. Es más, al morocho de la punta de la foto lo invité virtualmente a departir un asadazo en casa.

Lady Kelvin dijo...

Vos estás loco entero!
Entré como un caballo, ya estaba corriendo a comentarte acerca de la envidia que me daba el que tengas ese hermano, con esos pasajes a ese lugar y encima de arriba!.
Bueno, mi primera vez por acá.
Lindo.
Saludos

The Bug dijo...

Bienvenido Kelvin...
¿O bienvenida?
No sé, vos sabrás corregirme.
Tu nombre me confunde.

Chinita Jodida dijo...

Estoy curada de espanto, en este blog yo ya no creo nada...
No creía que hubiera viajado mientras leía la nota... y ahora que lo negó, no creo que no haya viajado.... :)
¿se entiende?

Jorge Mux dijo...

Bug, soy su víctima perfecta.
Leí hasta la mitad del post y me puse a buscarlo en la foto ampliada.
Lo busqué durante un buen rato y concluí quién podía ser usted.

Después leí el resto.

(PD: mi conclusión fue que usted era el cuadrúpedo peludo marroncito)

Lady Kelvin dijo...

jaja! soy unA nueva lectora del blog. Saludos!

The Bug dijo...

Kelvin, mi confusión con su género proviene de su expresión "entré como un caballo", cuando de una mujer esperaba un "como una yegua" o "como una potranca".
En fin, preconceptos que tiene uno.
BienvenidA.

Mux: lectores como usted hacen que me esfuerce más y más para engañarlos y ganarme la antipatía absoluta de todos.
Es que tengo la sintomatología del tarro de dulce de leche: hasta que no llego al fondo no paro.

Lady Kelvin dijo...

Es cierto! es un modismo que usamos mucho por acá y, la verdad, lo aplicamos sin hacer distinción de género. Pero bueno, entré en la joda, en el post y en el blog!. Que tanto!
Saludos!

gabrielaa. dijo...

Mux, no vaya a creer que fue el único... si hasta tenía identificada a la Sra. Bug. después tuve que volver a buscar porque resulta que *no* había ido con la Sra. Bug... cuestión que cuando llegué a "fruto de mi imaginación" empecé a proferir improperios ("pirucho" fue lo menos grave que logré escribir).
no hay garantías.

The Bug dijo...

Gab, no se creo.
Lo de pirucho me hirió bastante.
Diga que no soy rencoroso que si no no volvía a guardar el revólver.

(corríjame: ¿se puede decir "si no no"?)

gabrielaa. dijo...


si quiere, para quedarse más tranquilo, le mete una coma después del primer no