miércoles, 15 de julio de 2009

Guías Colman para personas verdaderamente estúpidas: Hoy, cómo meter la pata hasta el caracú usando internet ingenuamente

Las Guías Colman nos acercan un método infalible para quedar mal en internet. Siga los pasos descriptos a continuación y siéntese a esperar los resultados.
  1. Escriba un post para su blog.
  2. Decídase a ilustrarlo con una foto.
  3. Vaya a Google y busque una imagen escribiendo algunas palabras claves del post.
  4. Tome la primer imagen que vea y peguela en su texto.
  5. Espere algunos días hasta que venga alguien y le deje un comentario informándole que la imagen era suya (del otro, no de usted).
  6. Siéntase un papafritas sin temor a equivocarse.
Si, si, si, esto acaba de pasarme.
Resulta que para el post donde hablaba de la porquería de costeleta que saca Toni de la cocina no tuve mejor idea que ponerle una fotito.
Entré a Google, toqué la opción para buscar imágenes, busqué "costeleta plato" -pueden hacer la misma prueba si gustan- y agarré la primer foto que apareció en pantalla que por tamaño cabía en el espacio.
Hoy en el post me dejó un comentario María, informándome que la imagen era de ella (no de ella precisamente, sino de una costeleta de ella... no, no, tampoco, una costeleta comprada y cocinada por ella... por dios, no dejo de seguir enterrándome) y que la había sacado para ilustrar su receta de costeletas de cerdo.
O sea, no sólo use la foto sin su expresa autorización, no aclaré de donde provenía sino que además parece que la puse porque la costeleta de ella (ufa, la de ella no, ¿tengo que aclarar de nuevo?) estaba mal cocida y grasosa.
O sea, si en este momento María no está haciendo vudú con la foto de mi perfil y deseándome una muerte lenta y dolorosa -o una no tan lenta pero sí mucho más dolorosa- es porque ella es muy buena y dice que me perdona y yo estoy seguro que mañana mismo dejará sin efecto el asuntito este de la demanda que me metió en tribunales.

Ahora, piensen un segundo la cosa y razonen sobre las casualidades.
Busqué casi al azar una imagen -entre millones de imágenes- y justo fui a elegir una que pertenece al blog -entre millones de blogs- de una persona que vino y leyó mi post -entre millones de lectores, bueno, no se si millones, pongámosle unos veinte para redondear.
¿No es fantástico?
Claro, fantástico es para mí, que estoy analizando las posibilidades, y no tanto para María a quien involuntariamente le afané la foto.
Ustedes saben que siempre pongo los créditos de las cosas que uso, de la gente que colabora y todo eso, pero jamás de los jamases se me había ocurrido revisar de donde es que saco las fotos (porque las tomo directamente de la página de resultados de Google, sin abrir las páginas que las contienen).
Esta experiencia me obligará a revisar más cuidadosamente de qué lugares me ofrece Google las fotos (porque Google es como el flaquito drogón del barrio que está dele ofrecerte celulares robados).
María, reitero mis disculpas.
De paso, ya que están, dense una vuelta por su blog, curioseen las recetas a ver si encuentran algo para aprovechar (me refiero a las recetas, no a las fotos, listillos).

16 comentarios:

María dijo...

juaajaajajajaja. No me pude haber reído tanto!
La verdad que todo ese razonamiento de las probabilidades se me ocurrió cuando vi la imagen y eso hizo que le perdonara automáticamente.

Si la abuela de mi esposo supiera que ese plato (me refiero al objeto plato) está siendo tan difundido en la Internet me pide que le devuelva la docena que me regaló cuando me casé... (son de cuando se casó ella... que tiene 80 y pico de añitos)

Jorge Mux dijo...

¡Eh1 ¡El avatar de María es una imagen que me robó a mí1

(No es cierto)

(Muy bueno lo de "Google es como el flaquito drogón del barrio que está dele ofrecerte celulares robados". Es así nomás)

(Ah, el avatar de la berenjena no fue robado. Estaba ahí, en internet. Lo encontré tirado nomás. No era de nadie)

Jorge Mux dijo...

Ah, tengo insomnio.

gabrielaa. dijo...

y además, la blogósfera es un pañuelo: María es una bloggeramiga, del grupo del oliunídisblog que a su vez empezó con el blog de dibujos del Vengador Pitufante...

elcuervodePoe dijo...

Eso no se hace.
No se deben usar imágenes sin la correspondiente autorización del que puso una imagen sin la correspondiente autorización en la página de la que se toma la imagen sin la correspondiente autorización.

Apa dijo...

Mirá vos, a mí nunca me dijeron nada y eso que... bueh..usted sabe.

Ahora trato de acordarme de ponerle el link a la página.

Amperio dijo...

Dos cositas, compañero:
La primera que quiero decirle -le juro que con dolor- es que Ud. no tiene futuro en el delito. Lo van a agarrar de las pestañas a la primera de cambio. Asi que, cuate, ni se ilusione con ser un pirata del asfalto de los buenos ni un rey de la efedrina.
La segunda, es que el ancho plato del peronismo chatito nos agrupa a todos. La compañera María está afiliada a nuestra Básica y oficia de Secretaria de Actas suplente. Le dimos ese carguito por las excelentes costeletas que prepara.
Y ya que estoy, le dejo una tercera cosita: A los chatitos no nos gustan mucho los tipos como usté que andan afanándole cosas a las muchachas peronistas...
UAP, demisrusó.

La Rubia dijo...

Bug, esto ya me pasó a mi, me parece que este post me pertenece.
No se, fijate.

Chinita Jodida dijo...

El google tiene algo contra usted, ya no me quedan dudas :P

Diga que María es buena y no me costó taaanto convencerla! (despues le paso en limpio el detalle)

Pandolfi dijo...

¡Ver-güen-za!
Esto pasa con el google argentino. En Suiza o Suecia no sucede. Es otra mentalidad.

Abrujandra dijo...

Ey...momento que don google te avisa que puede estar bajo derechos de autor, tal o cual imagen.
No me toquen a google.
(Ahora la parte seria)
Un aplauso de pie realmente se merece por asumir su responsabilidad y pedir las disculpas correspondientes.

Besos.

Vivi dijo...

uy eso me vá a pasar a mi en cualquier momento!


saludos!

vivi

licha dijo...

si yo fuera Maria,ni en-pe-do me hago cargo de esa costeleta mal cocida y grasosa....

y encima pretender q le visitemos el blog...

mmmm....

Zeithgeist dijo...

Preguntale a maria si cuando la subió a internet le puso alguna licencia..
Si la tiene, sos un papafrita. Sinó, maria DEJATE DE JODEEEEEEE

The Bug dijo...

Me alegro que le haya divertido.
De cualquier manera, espero que no me vuelva a pasar ya que a mi no me divirtió tanto.

Jorge, todo el mundo sabe que lo que está en internet no es de nadie, sino de todos.
A menos que sea de María, claro.

¿Está seguro que el insomnio es suyo, Mux?

Gabrielaa, no sólo es un pañuelo la blogósfera, sino que cada tanto me mando un moco.

Cuervo, ¿y por casa como andamos?

¿Sabe lo que pasa, Apa?
Las fotos no son el leiv motiv de los textos, sino apenas un detalle de color. Por eso es que a veces se me olvida.

Amperio, es cierto.
Nunca seré un pirata del asfalto.
Creo que no califico ni para grumete de sendero.

Rubia, ahí le subo su copirráit.

Pandolfi, dejá de joder y volvete.
No, no, dijo, volvete allá, o sea, quedate.

Gracias por su comprlesnsión, Abrujandra.
Es cierto, Google avisa.
Lo que yo quiero es que me diga: "esta no se puede, pero mirá, tengo esta otra que está piola y es gratarola".

Vivi, cuídese. Los pasillos de tribunales son fríos y peligrosos.

Licha, la culpa no es de María. ¿Vió sus recetas?
A mi me parecieron buenas.

Ah, no. No me fije nada de nada.
Por mi lado, Zeithgeist, yo estoy convencido que soy un papafrita de cualquier modo.

A todos: María en ningún momento me hizo un reclamo.
Me avisó nomás, con muy buena onda.
Yo soy el que me hago cargo, que no es lo mismo que verme obligado a hacer un descargo.
¿Se entiende?

The Bug dijo...

Chinita, ¿qué detalle?
A mi no me llegó nada...