sábado, 28 de julio de 2007

¿Soy sólo yo o...

... hay mucha gente más que tampoco entra a una disquería a comprar música desde hace más de una década por culpa de la bendita internet?

21 comentarios:

Chester J. Lampwick dijo...

¿Disquería? ¿Siguen existiendo?

Deberían convertirlas en cafés.

The Bug dijo...

No se si en café, pero la mayoría se está transformando en museo.

El Perro dijo...

¿Puedo declarar (avergonzado, por supuesto) que en mi corta vida JAMÁS compré un disco? Gracias.

The Bug dijo...

Perro, las declaraciones va a tener que hacerla en la comisaría de turno. Toda las divisiones policiales de lucha contra la piratería están detrás suyo.
De nada.

The Bug dijo...

Ah, Perro, y un saludo bien leproso para usted.
Que la zurda de Zanabria esté contigo.

Sebastian dijo...

El ultimo CD lo compré en el 2000. Porque estaba en promocion.

The Bug dijo...

sebastián, entonces usted no califica.
En tres años hablamos, aunque pensándolo bien, si estaba en promoción no cuenta.
Igual hay gente que lo último que compró fue un disco de pasta de 78 RPM.

Corvina dijo...

La última vez que compré un cd fue en Tower de Sta. Fe y Riobamba en febrero del '99, pero lo busqué en Internet, conseguí el número de código interno, se los envié por e-mail, me aseguré que lo tuvieran y sólo lo pasé a retirar y pagar. Y a principio de este año entré a Musinmundo a comprar las entradas de Los Who, que después no vinieron.

Jorge Mux dijo...

Como disc jockey, desde el año 1997 (exactamente, la fecha que usted postula en su "sólo soy yo") decidí nunca más comprar un cd. Mis motivos eran (y siguen siendo) los siguientes:
- cada cd que compraba sólo traía uno o dos temas que se podían pasar en una fiesta. El resto era desconocido.
- los cd cuestan una fortuna.
- los cd cuestan una fortuna (lo recalco porque es la razón principal)
- los precios que se pueden cobrar por un trabajo de DJ no se condicen con la legalidad de los discos. Para una fiesta de quince, por ejemplo, habría que invertir $ 5000 en música nueva, sólo para usar uno o dos temas de cada cd. Sumado a esto, cada semana salen nuevos grupos de cumbia que serán olvidados a la semana siguiente.
- las compañías discográficas son multinacionales llenas de dinero, y yo no.
- trabajar con materias primas ilegales le da un toquecito extra a la actividad.
- los boliches y las empresas de sonido dejaron de utilizar CD originales desde hace 12 o 13 años. ¿Por qué yo, que soy un disc jockey medio pelo, debería cumplir con una regla que los poderosos no cumplen? (este es el peor argumento de todos, pero a mí me convence)
- Las compañías discográficas no están muy actualizadas, y en las fiestas hay que tener siempre el último hit.

Weltklang dijo...

Leyendo los comentarios, me siento muy solo. No es que compre por las vias tradicionales toda la música que escucho, pero soy un poco fetichista con los cd's y me gusta tener el inlay con la info, fechas de grabación, criticas, comentarios de los músicos. Siento que junto con las disquerias se extinguen los de mi estirpe.
Igual, debo confesar que mi ultima visita a una disqueria fue en diciembre.

slds
W

Jorge Mux dijo...

Pero Weltklang, toda esa información la puede encontrar en Internet.

Corvina dijo...

Eso mismo iba a comentar yo, pero me fui por las ramas. El público que les va quedando a las disquerías es el formado por coleccionistas, fans y demás fetichistas que babean por ediciones especiales, cajas, etc. y disfrutan con hojear el librito y tocar la cajita tanto o más que escuchar la música.

Aldana dijo...

Weltklang: a mí también me gustan los CD legales pero para eso debo luchar contra la mafia "te lo bajo de internet" o "¿cuánto gastaste en eso?".
Corvina: no es fetiche, es el placer de las cosas lindas y correctas aunque no siempre se pueda.
Bug: ¿los comprados en kioscos y supermercados cuentan?

The Bug dijo...

Weltklang, efectivamente está usted en vías de extinción. Es lamentable, pero los libritos de los compacts originales son ya una pieza de museo.

Mux, son muy lindos sus argumentos, pero no oculte que además es un amarrete.

Corvina: comprar un CD bajando el número de catálogo por internet es como hacer puré de papa instantáneo. Se pierde toda la magia. Lo suyo fue una operación quirúrgica.

Aldana: los comprados en kioscos y supermercados no cuentan. Yo me refería a que lo que se ha perdido es el hecho de ir específicamente a comprar música. Lo que se obtiene en los mercados es un revuelto de -por ejemplo- B.B.King, brócoli, Ricky Martin y una botella de Pepsi.
Además, aunque sea de supermercado, siempre vas a escuchar el "¿cuanto gastaste en eso?"

Laumza dijo...

Las disquerías se exterminaron, no se si en buenos aires existe alguna, pero en mi mendoza natal sólo existe musimundo, que no es disquería como las de antes, viste?

Confieso que visité muchísimas, y compré muchos cassettes y discos de vinilos cuando no eran una reliquia, no no.

Que vuelvan las disquerías y los pasa cassetes; no se qué hacer con todos los que tengo.

Mi comentario desvaría, si señor.

Y su blog es de puta madre!

Salú!

gabrielaa. dijo...

confieso que pertenezco a la misma especie en extinciòn de Weltklang. por motivos que no vienen al caso, he tenido que rearmar mi discoteca. y algunos CDs *tienen* que ser originales. pero no los compro en disquerìas.

neurosis, se llama, supongo.

Jorge Mux dijo...

Es verdad, soy un amarrete.
Pero creí que eso había quedado claro cuando le hice pagar a usted el canon de derecho de autor por Qué Estás Buscando.
Imagino que lo habrá pagado, ¿verdad?

The Bug dijo...

Laumza, las disquerías son los dinosaurios de la modernidad.

Gabrielaa, admiro su quijotismo. Me hace acordar mucho al de Aldana.

Mux, por favor sáqueme este peso de encima: ¿ha firmado algo?
Si es así, alego influencia de estupefacientes.
Prefiero la cárcel a soltar un peso.

Laumza dijo...

no era raro que viniera por ese lado, soy algo adicta al blog de podetti....
gracias por la data!

The Bug dijo...

¿Adicta?
La primer data te la regalo, la segunda te la vendo.

Moonesia dijo...

Hola.
Caí por acá a través de ¿qué estas buscando?, en el que a su vez caí a través del blog de Baterflai.

Muy lindo blog :),pero opinemos del tema.

Yo llevaba una racha maravillosa de No-Compra de cds desde hacía como 7 años, pero este año me desfachaté y compré 2. A saber: en Buenos Aires el de Myte y sus linternas verdes en marzo y en Río ahce una semana y algo uno de Carmen Miranda que no estaba disponible en internet (o al menos yo no había dado con él)

Tengo que admitir que hago algo espantoso: voy a las disquerías y tomo nota mental de lso discos que me interesan, para llegar a casa y bajarlos